miércoles, 4 de julio de 2007

Zapatos nuevos


Apuntad el 4 de julio de 2007 por si alguna vez pierdo la cuenta de mis días especiales y me los tenéis que recordar.

Hoy me he iniciado en el (s)noble arte del jazz con Benny Goodman y "The legendary small groups". Después de años y años de escuchar de las fauces de mis amigos que no era posible ni legal que me gustara tanto la "música clásica" (en genérico) y no hubiera oído más jazz que el de las aperturas del 76% de las películas de Woody Allen he decidido comprarme mi primer cd dedicado al jazz. O al swing, más bien, porque es una grabación viejuna de los años treinta, época en la que aún no se había inventado el freejazz, o motivo por el cual hacía muecas de asco cuando me reprochaban mi falta de coherencia musical.

No os puedo engañar. También ha influido el hecho de que escuchar jazz sea el último requisito que necesitaba para entrar a formar parte del Club de Señores Distinguidos del Condado.

Me espera un largo camino hasta conseguir empapuzarme por completo de la Historia, secretos y maestros de mi nuevo futuro género cofavorito. Espero contar con vuestro apoyo y comprensión. Lo necesitaré ahora más que nunca.

6 comentarios:

Blanca dijo...

Dijo Bertrand Russell: "...La persona capaz de la grandeza del alma abrirá de par en par las ventanas de su mente, dejando que penetren libremente en ella los vientos de todas las partes del universo...aquel cuya mente es un espejo del mundo llega a ser, en cierto sentido, tan grande como el mundo".

Mmmm, por todo ello, en este gran día de brisa musical, te obsequio con un "chalé" en San Javier,perdón, he querido decir... con el programa del X Festival Internacional de Jazz.

http://jazz.sanjavier.es/es/programa.htm

Antonio Rentero dijo...

Yo nací el mismo día que Bertrand Russell abandonaba este mundo, "questo mondo dificile" que diría Carotone.

Bienvenido, querido, al mundo maravilloso del JAZZ, así, con todas sus letras mayúsculas, el único estilo musical que da nombre a un equipo profesional de baloncesto. Aprenderás con el tiempo a diferenciar entre la inifinita gama de variedades de esta música, igual que no hay UNA música clásica, UN queso o UN cine... igual que no hay UN sexo, que tb aprenderás a disfrutar del limpio y tranquilo, del sucio y rápido, del tierno, del desapasionado, del caliente, del "cool", del que fusiona cosas diferentes, del que deja que los sentimientos lleven la voz cantante, del que susurra, del que grita, del que nos hace reir, del que nos hace llorar, del que nos impide parar de movernos... ya no sé si sigo hablando de Jazz o de sexo... ¿hay diferencias?

Finbarrus dijo...

Hace usted bien en iniciarse en este maravilloso mundo. Si me permite un consejo, adéntrese en él comenzando por los clásicos, como parece indicar su primera adquisición de este género.

Familiarícese con los standards. Así tendrá los cimientos bien asentados cuando escucheEmpápese de Duke Ellington, no deje de embriagarse con Charlie Parker y Dizzie Gillespie, no se pierda a Clifford Brown y Max Roach, ni a Miles Davis y su "Kind of Blue" (una piedra angular en esta música, que para mí supuso un bombazo similar al de Perotin), Coltrane, Bill Evans, el enorme Wynton Marsalis....

barrococó dijo...

Y Madonna (¡Madonna!), Barbra Streisand y Dolly Parton.

Francis dijo...

Vaya, ya te han recomendado el "Kind of Blue" de Miles Davis. Haz caso a esa recomendación. Y, sobre Charlie Parker (el puto amo), cuando quieras te paso algo (creo que lo tengo prácticamente todo, unos... no sé, casi 20 cd's). Con eso tienes para el resto de tu vida. De todos modos, te diré que yo soy muy tradicional en el jazz: me encanta el bebop (años 40-50, la época dorada), pero el cool o el funky no me van demasiao. Pues nada, creo que ya he hecho suficiente el snob, ¿no?

Ángel dijo...

Francis, aún te queda mucho por aprender. Nuuuuunca es suficiente cuando se trata de eso.

Y quiero poseer todos esos cds. Esta tarde, si es posible.