martes, 3 de julio de 2007

Res o lución

Son ya muchos los jueces de paz y bien que nos han consultado sobre las posibilidades que tiene la realidad de superar a la fricción, y tenemos a bien perro todo son pulgas resolver que:

- Considerando inútil toda resistencia salvo la resistencia armada y la resistencia de cualquier otra clase, ya sea ésta social o estamentaria.
- Considerando que la presencia es en general preferible a la ausencia, por resultarnos aquella denigrante; ésa, burlesca; y ésta irrisoria, León o Palencia es la tierra de las flores de la luz y del amor.
- Considerando que los numerosos casos de proselitismo ilícito afectan a mayor número de plañideras que las deseables, con la salvedad de quien pueda.
- Considerando la posibilidad de resumir lo acontecido en estos últimos Días de Vivar con frases lapidarias tales como "ayúdame y te habré ayudado" o "la noto un poco más gruesa".

Esta Audiencia Previa ha acordado que es una falta de compromiso sin antecedentes penales la negativa de la Dirección General Impositiva de acudir a su cita con las circunstancias que nos atañen las campanas, pues la guerra es para los que la trabajan y no podemos tolerar con hambre bajo el sol de la Toscana di Trevi, también conocida como mucho en dos capitales de provincia, entre los que se encuentra El Capital del Karl Marx en su totalidad, que asciende a una ingente cantidad, preferible en ocasiones a la calidad cristiana.

Nihil obstat.
Imprimatur.

8 comentarios:

Tamaruca dijo...

Más que una re o lución parece una dis o lución de ideas(?) ambiguas salpicadas de refranes perros de modo explícito o tácito -véase párrafo ausencia versus presencia: ¿Quién dijo que más vale sólo que mal acompañado?-.

Hay que ver, tanta prisa por reformar la Constitución, con lo urgente que es modificar antes el refranero. O algo.

Ángel dijo...

Como diría, creo recordar, Miguelito:

¿Gracias?

:-)

Antonio Rentero dijo...

Creo que Tip (Santo Varón) estaría orgulloso de tí hasta el punto de postrarse de nalgas y glosar en chuéfanas y prosopeyas tanto tejemaneje circunspecto como eres capaz e incluso capataz de argumentar, que no es una argucia con sabro refrescante, sino que es un artilugio que mediante unos flejes proporciona riqueza espiritual a quien tu prosa repasa y a quien te pesa la mesa pese a quien pese, pase lo que pase y que si quieres arroz Catilina, no abuses de nuestra paciencia, que esa sí que es la tierra de las flores, de la luz y del amor. He dicho, y otrosí digo, ítem más, que hasta aquí hemos llegado.

Francis dijo...

Jejejeje... ¿Cómo era aquella castiza versión del refranero que incluía una frase al final del primer verso y otra al final del segundo (algo así sobre unas sábanas y unas piernas)? Claro que siempre cabe la posibilidad de cambiar el segundo verso por un también castizo "patada en los cojones", porque el que a buen árbol se arrima, patada en los cojones; o al que madruga, patada en los cojones; o a caballo regalado, patada en los cojones; o también hombre refranero, patada en los cojones... Todo un elenco de inelegancias elegantes.

Ángel dijo...

Antonio, pues Coll (santo varón de reglamento, o sea, reglamentario, aquel que menta las reglas) estaría orgulloso de tus vocales y de algunas de tus consonantes. Ya sabes a lo que me refiero, que es volver a ferirse o a feriarse.

Francis, como todos sabemos, si tras la primera proposición de cualquier refrán ubicamos "bajo las sábanas" y tras la segunda "entre las piernas" todo cobra un nuevo y refrescante significado. Sirva de ejemplo: "no hay mal bajo las sábanas que por bien no venga entre las piernas".

Y tantos otros.

taun dijo...

¿Cuanto hay que pagar para comprar los derechos de estas Res o luciones?

En Duerme don Quijote el dinero no es un problema. Nuestra segunda vuelta nos va hacer de oro. xD

Por el momento queremos explotar tu faceta crítico-literaria: hay deberes.

Check it out.
http://duermedonquijote.blogspot.com

José Miguel dijo...

"La guerra es para los que la trabajan"

Esto me recuerda a la biblioteca de Borges. De tanto juntar palabras pseudoaleatoriamente, al final salen cosas con sentido.

Ángel dijo...

¿Pseudoaleatoriamente?

La duda pseudoofende.