martes, 26 de junio de 2007

Desahogo innecesario

Cuánto más conozco a muchos bloggers, más quiero a mi anciano aunque todavía bello perro salchicha. ¿Por qué? Pues porque mi perro tiene el pelico muy lacio y brillante y porque estoy harto de dolores, de lloriqueos y de impudicias.

Vosotros probad. Picad en algún blog, y de ahí viajad a otro, y a otro, y más, y más. No pasarán más de tres cuando os encontréis alguno cuya totalidad de entradas se puedan resumir así:

"Mi madre está pachucha y odio a mi padre desde que mi novia no me abraza porque mi novio se ha puesto a llorar de repente y he perdido al único amigo que me quedaba de la infancia horrible que pasé junto a mi otro único amigo que se volvió a morir anteayer, pero yo intento salir adelante reuniendo las poquitas fuerzas que me quedan aunque cada vez me note más débil y no sepa cuánto voy a aguantar".

Los comentarios suelen ser del tipo:

"Mucho ánimo, todos te queremos, eres el mejor, eres la mejor, eres lo mejor, nos ayudas con tu ejemplo, eres un campeón, te amo, te amamos, te aman, nadie te entiende y no te mereces nada de lo que te está pasando".

En uso de mi libertad, me quedan dos opciones:

- Passsssar.
- No passsssar.

Como hoy no me apetecía passsssar porque ya son muchos blogs, ya es mucha pupita y como todos sabéis el odio y el rencor son la base de nuestra civilización, os voy a escribir el comentario que yo les escribiría a todos los autores de esos lacriblogs que sacan nos sacan los sentimientos más melosos y afrutados de nuestras vísceras:

"Mira, hijico, por lo que veo eres aficionado a no mirar más allá de tu cordón umbilical, y por mí bien, por mí como si te rasuras el pubis con una wilkinson de triple hoja vibrátil, pero hoy no me apetecía mirarle el cordón umbilical a nadie y mucho menos a un completo desconocido. He empezado a leer tu entrada y han sido tales las náuseas ante la muestra de auténtica falta de vergüenza que demuestras que no he podido parar de leerla hasta el final, sólo por el placer mórbido de imaginarte en el futuro cocinando un sanjacobo sobre tu cpu y sazonándolo con los frasquitos de lágrimas coleccionadas de tus malos ratos. Cuando tengas ganas de ser feliz acuérdate de todos estos malos momentos y escribe otra entrada, no vaya a ser que dejes de darnos tantísima lástima".

Qué gustico.

11 comentarios:

Rick-Garcia dijo...

Que "Hardcore" que eres a veces Ángel...me has dejao con el culo torcio.

No es que no tengas razon...pero no crees que has sido un poquete...duro, extremista ??

Saludos! ;)

Atacayte dijo...

Para desahogarse, para defenderse, para medirse, para meditarse, para dialogarse. Para mostrar los problemas umbilicales o para mirarse el ombligo y ser mirado al ombligo. Para exhibir intimidades o para ocultarlas con coloristas distracciones, para llorarse o para ser llorado. Para inventar, para contar, para describir, para mentir, para denunciar.

Siempre es escribir para comunicar. En este blog, y en todos los demás. No hay tanta diferencia.

Ha sido un discurso cruel.

Respetuosamente lo repruebo.

Pako dijo...

Nada, nada, a esos sensiblones que se creen que nos interesa su vida hay que darles caña! Que se compren un diario o lo sufran en silencio!

Y la gente que les lee... tan cotillas son? O no tienen vida propia y les apetece conocer las de otros? Además es gracioso porque les pelotean para que sigan escribiendo! Si todo el mundo pasara de ellos lo mismo se acabarían cansando!

En fin, nunca entenderé a esa gente que les apetece contar su vida en directo, también creo que puede haber un debate interesante aqui sobre todo esto.

He dicho.

Boh dijo...

ola anguel la verda ke me a gustado muxo tu comentario tienes toa la razon no soportoa los ke ban de bictimas no se ke kieren eso es lo ke + odio del mundo ke tal estas yo bien bueno un poco mal ya sabes ke al final la bida siempre termina tratandome mal no se porke yo creo ke merezco algo mejor me siento solo o sola porke aun no se lo ke soy y ademas mi perro tiene un huñero y mi madre se a vuelto a kedar calba sabes yo le digo ke siempre la kerremos y ke estamos bien pero despues me encierro en mi cuarto para ke no sepa ke yoro muxo y ke la vida me parece una mierda tu no sabras porke maria teresa campos no vuelve a la tele no? porke me gustava mucho su pograma. un beso adios y estoy de acuerdo con tigo las victimas ay ke odiarlas para ke aprendan.

Ángel dijo...

Atacayte, me gustaría diferenciar dos aspectos:

1. Para empezar, como base, creo que hay cosas que se hacen en público y cosas que deberían hacerse en privado. Entre estas últimas incluyo el pipí, el popó y los testimonios de vida lacrimosos.

2. Pero si me quedara ahí, sería un incoherente. Yo mismo escribí sobre mi despido hace unos meses. ¿La diferencia?

2.1. En la frecuencia: le aconsejaría un psicólogo a todos los que usan el blog única y exclusivamente para dar pena. Bueno, un psicólogo o dos. Luego nos quejamos de que falta comunicación. Me juego mi turmix a que todos esos estados anímicos lindantes con el suicidio -literal- que me he topado estos días son desconocidos por papás, mamás, tutores legales y confesores habituales. ¿Comunicación? Pues estamos buenos.

2.2. En la(s) intención(es): dar lástima de forma consciente siempre ha sido un recurso muy utilizado, y casi siempre con una finalidad subrepticia. Nadie da lástima y punto. Solemos dar lástima para conseguir algo. Ejemplo. Y en los blogs, chats y cibercosas ya ni te cuento. El que no llora no mama, casi nunca mejor dicho. Es el clásico elemento subjetivo: a mí no me dan cosica los testimonios en los que no detecto intencionalidad de ese tipo; los otros... buf.

Ay, Atacayte, con lo que tú y yo nos hemos reído de muestras públicas de vivencias apasionadas...

Ángel dijo...

Y soy plenamente consciente del "deja a cada cual que haga lo que le dé la gana, no mires y punto".

De hecho, por eso mismo me quejo.

Paco dijo...

Sigo diciendo que si hace falta robar alguna medalla, la robo.

Ángel dijo...

Anda venga, róbame un par o dos, que hace tiempo que llevo puestas las mismas.

taun dijo...

Pobreciiillo, nadie te entiende.

Creo que la gente está ida un poco de madre. Tanto los que lloriquean en sus blogs, como los que no hacen mas que machacar. Un ejemplo: "las victimas ay ke odiarlas para ke aprendan". ¿Hay que odiar a las victimas?

Boh, me parece que la palabra odiar está utilizada a destiempo. ¿No tienen suficiente ya las victimas como para recibir tu odio?. A lo mejor el odio que les tienes proviene de una falsa envidia. Envidia de ellos, que con un par de lloriqueos se ganan la atención de aquellos que siente un especial interés en la vida privada, o que creen que por hacerse los "salvadores" y poner un comentario del tipo "nadie te entiende" van a conseguir que la gente piense que son buenos tipos y, a su vez, captar la atención.

Me parece que todos los que estamos interviniendo en esta discusión, incluido yo mismo, nos estamos equivocando. Con esto no hacemos mas que potenciar que la gente haga eso. Y que lo hagan o lo dejen de hacer no es bueno ni malo para nadie mas que ellos mismos. Si quieren sentirse queridos por mentir, haya ellos. Además, ¿qué importa qué mientan o dejen de hacerlo? La ficción, el arte, la literatura y el cine, no son mas que eso. Mentiras. Unas bien contadas y otras no. Todos, digo TODOS, hemos mentido alguna vez, el que no lo haya echo que tire la primera piedra. Y si mentimos lo hacemos para conseguir algo, y en la mayor parte de los casos para evitar otra cosa.

Como digo Welles en F for Fake, mi misión es que las mentiras parezcan verdaderas, no por ello que sean verdad.

taun dijo...

¡Dios, que de faltas!

Al dijo...

Pues sí que me ha gustado, sí, tu post sobre la gente que escribe "hoy he comido queso y eso".

Que tienes toda la razón es evidente. Toda la peña que cuenta sus problemas reales o ficticios para que les mimen y sentirse queridos practica la costumbre de la falta de higiene sentimental: no se lavan los blogs de cursilería, ergo apestan. Pero bueno, que cada cual "escriba" lo que le apetezca, que eso que se ahorran en el psicólogo. Primero consolaba el cura, luego el psiquiatra, ahora el anónimo bloguero que te pone gilipolleces para que tú también se las pongas, entre "te quieros" y besitos. Mimi, mimi. Destila azúcar la comunidad bitacorera.

Paciencia. Tu blog me gusta porque, aunque es personal -todos lo son, de alguna forma- está bien escrito y es MUY HUMORÍSTICO. Y coño, que la mitad de las veces leemos blogs en el trabajo, o en esas largas noches de insomnio. Mejor echarnos unas risas.

Salud.