jueves, 7 de junio de 2007

Acceso casi permitido

Me pide Pablo que cambie el tono de mi blog, que está demasiado tétrico y empieza a resultar repetitivo con tanto abismo, con tanta muerte y con tanta gaita en sentido figurado o, lo que es lo mismo, literal. Sé que su deseo es que os hable a todos de La casa azul y de Guille Milkyway, pero no ha llegado el momento. Todavía no estáis preparados y Pablo debe entenderlo.

Podría hablaros de "Piratas del Caribe 3", que es el punto intermedio entre el suicidio y el chiclepop, pero prefiero no hacerlo para no herir mi propia susceptibilidad. Una película en la que se combinan con inusitada torpeza bufonadas vodevilescas con escenas de gore (Verbinski), no debería ser apta más que para su aplicación en el anhelado método Ludovico.

Así que, Pablo y demás lectores, por ahora tendréis que conformaros con mis crónicas distorsionadas y con mis relatos no siempre tan mórbidos.

No doy para más ni menos.

12 comentarios:

TinnyTim dijo...

¿Por qué estáis todos tan de acuerdo conmigo, resto de lectores? Lo sé, en realidad lo sé. Basta de pozos con escrituras en el interior. Basta de voces desde el otro lado.

Y, aunque intente suplantar, sin el menor remordimiento o moral -él es así-, mi identidad, quiero dejar constancia de mi verdadera apariencia.

sanatox dijo...

En piratas del caribe me quedo con el mono haciendo chistes. Ante eso no hay nada más que decir.

Ángel dijo...

Sí, la verdad es que el mono tiene su gracia. Suprimiendo todas las secuencias en las que no aparece, quedaría un aceptable cortometraje de unos dos minutos.

Tamaruca dijo...

Para mi gusto sobran las partes II. y III. así como un todo, globalizadamente hablando. El eterno problema de las gallinas de huevos de oro.

Un beso, gracias por la visita :)

Ángel dijo...

Para mi gusto,

- Sobró la segunda, desde luego: sobre todo porque me hizo aborrecer el pulpo a la gallega durante tres meses con tanto Kraken, y eso es algo que no le tolero a ninguna película por mucho Johnny Depp histriónico que salga.

- De la tercera, a los dichos me remito.

- Pero es que la primera tampoco me gustó. Fui mal merchandaisineado y acudí al cine pensando que iba a ver una peli de miedo. Claro, a la primera aparición del grumete gracioso émulo de Ojoloco Moody me di cuenta, una vez más, de que ya era demasiado tarde. Tengo que concederle otra oportunidad.

Gracias a ti.

Mi blog estaba desiertooo, la red bañaba su pieeel...

Antonio Rentero dijo...

Remitiéndonos a los grandes clásicos de la lírica espapñola... querido Ángel... "no cambies" (Tamara), "tú sigue así" (OBK).

Francis dijo...

Yo, de los Piratas, sólo he visto la primera, y me aburrió con tanto viajecito de ida y vuelta a la puta isla.

Por otra parte, genial la foto de los "demás lectores", jeje.

gyergar dijo...

Mientras no me metas con Jack Sparrow, por mi puedes escribir sobre tantos abismos como quieras.

Ángel dijo...

Tranquilo, Gyergar, no te meteré con Jack en ningún sitio.

:?

kikorb (Kiko Ruiz) dijo...

Yo digo lo mismo... tu sigue con tu linea. Ahora con Jack no te metas que es el amo, jeje.

;)

kikorb (Kiko Ruiz) dijo...

Gracias por mostrarnos tu verdadera apariencia, TinnyTim

Ángel dijo...

Jack Sparrow, en fin... En esta última película, en fin...

Buf...

No me gusta la gente que lame su masa encefálica en películas para niños.

Pero claro, comparado con la caterva de abyecciones interpretativas que lo rodean...