domingo, 10 de junio de 2007

4101, el Fundador

Comienza con esta entrada un nuevo género dentro de este blog irregular y ciclotímico: el género semblante, relativo a semblanzas, caracteres extractados y panegíricos. Probablemente me gane así la antipatía de todos los protagonistas a base de ofensas reiteradas y de todos mis lectores, que ni saben ni quieren saber nada de los protagonistas. De tal modo podré cerrar el blog de una vez por todas y cultivar guisantes.

Voy a empezar a semblantar a los componentes de mi grupo Qtal! de antaño Airtel, hogaño Vodafone. Podía haber empezado por los amigos de mi infancia o por mis mascotas colaterales, pero no me da la gana. Mi grupo Qtal! se merece eso y mucho más. Y si alguien se molesta, ahí tengo unos guisantes que no se cultivan solos.

Bien. Como iba diciendo, 4101 es el fundador del grupo (lo llamaré 4101 para preservar su intimidad; puede que en algún momento incluso le llame Mr. 4101, para preservarla aún más). A 4101 lo conocí cuando llegué a mi segunda decena de vida. El Destino me recompensó con él por sobrevivir. Pese a las lógicas desaveniencias, pronto comprendimos que nuestro parecido físico nos uniría para siempre. Muchos amigos comunes nos confundían, y llegaron a motetarnos como "Los gemelos del sur" o "South Twins". En cierta ocasión, un cirujano intentó separarnos creyendo, como tantos otros cirujanos, que éramos siameses. Y un veterinario intentó cruzarnos, creyendo igualmente, como tantos otros arquitectos, que éramos siameses. Lo más curioso es que 4101 tiene ya un hermano mellizo, pero no se le parece en nada salvo en el físico y en la composición molecular.

4101 ha vivido en Murcia, en Madrid y otra vez en Murcia. Diseña submarinos y sueña con viajar algún día en ellos. Su afición por las cacerolas inconstitucionales le ha conllevado el roce con algún miembro de la oposición, pero él es fiel a sus ideas y, como ya dije en un post del que no os acordáis, es tal su empeño en tener razón en todo, que cuando no la tiene es capaz de documentarse tan concienzudamente que acaba siempre por hacerse con ella.

4101 también canta, como yo. Bueno, cuenta una antigua leyenda hebrea que canta mejor que yo, pero no es más que una vieja historia sin más fundamento que la realidad. Es tan tenor como parece a primer oído y desde que le picó una esponja radioactiva tiene el superpoder de absorber el timbre de voz de todos los tenores que se encuentren en un radio o cúbito de diez kilómetros. Casi siempre usa su poder para el Bien.

4101 es, en gran medida, culpable de mi afición a Woody Allen y a Les luthiers. Su sentido del humor es irrepetible, finísimo, sutil hasta en el volumen. Cuando todos los demás miembros del grupo berrean, él susurra una cuchufleta ingeniosísima que permanece flotando unos segundos en el aire a la espera de que el intelecto de algún posible miembro de Mensa la capte y se ría a carcajadas.

4101 es astuto como los hijos de las tinieblas y bueno como los hijos de la luz, a elegir. Tiene carácter y lo demuestra cuando frunce el ceño y te mira con ojos de ira y lujuria. Sin embargo, tras una apariencia que algunos tildan de huraña, se encuentra un verdadero gourmet de las relaciones humanas, tan incapaz de renunciar a sus principios como, llegado el momento, a algunos que ni siquiera son suyos, por pura amistad y cariño.

4101 mantiene actualmente una relación estable y tórrida con 4108, de la que hablaré cuando le llegue el turno.

Por ahora es suficiente con esto. Espero no haber avergonzado a 4101 más que lo suficiente, ni molestado más que lo necesario.

En el siguiente capítulo: 4102, la Diva.

10 comentarios:

taun dijo...

Pero , ¡¡¿¿¡¿QUIÉN ES Mr. 4101?!?!?!?

Ángel dijo...

¿Acaso no es suficiente con todas las narraciones y descripciones de la entrada? ¿Tantas ganas te han dado de conocerle?

Si 4101 tiene algo que decir, ya sabe que le vendo los comentarios a cero ochenta cada uno.

José Ángel (Josito, si te conozco) dijo...

Me hace gracia esta numeración. Empezando por el 4101, debemos suponer que tu eres el 4100? ¿sois acaso los primeros de la lista de los 300 últimos de la lista de los 4400, la serie?
¿Tu frustración esta vida es no haber podido convertirte en el tipo que pone nombre a los modelos de coche de una marca y por eso llamas así a tus amigos? Ejemplo: Peugeot 107, 207, 307, 407, 607, 807, 1007....

¡¡Respuestas necesito!!

Mr. 4101 dijo...

Ni siquiera un perfecto desconocido hubiera podido describirme mejor. Aunque aún no sé cómo tomarme lo de gourmet de las relaciones humanas...

En fin. El día que le convenza de que veamos September consideraré mi labor finalizada.

Por último y respondiendo a taun, sólamente añadir que Mr. 4101 nació...y fue el menor de sus hermanos, al menos hasta que nació 4102.

Espero que esta vez no hagas alarde de tu proverbial tacañería y me cobres esto como un solo comentario.

Ángel dijo...

Ante la avalancha de peticiones aclaratorias que me llega, aclaro:

Los grupos Qtal! de Vodafone engloban a hasta diez personas, a las que se asigna un código interno para llamarse y mensajearse con menor coste.

El grupo de 4101 comienza con él y acaba con 4110, el gran 4110.

Espero que ya no queden dudas a este respecto ni sobre cualquier otra cuestión.

De nada.

No obstante, y ya que me estoy aficionando al género biográfico, el pertenecer al grupo Qtal! va a dejar de ser requisito para pasar a formar parte de la galería. Se admiten voluntarios.

Rick-Garcia dijo...

Personalmente no me ha producido curiosidad alguna el conocer la identidad de "4101", aunque no me importaría, pero si saber qué burradas suelta "entre cantos" que tanto te hace reir, esa osadía merece mas detalles!!!

:D

Ángel dijo...

Me temo que esas cuchufletas alcanzan su punto culminante en el momento en que son efectuadas, con grave menoscabo de sus efectos hilarantes si se realizan de forma extemporánea.

De todas formas, le regalo un comentario por si se anima a hacer alguna pirueta.

Justiciero_Sámuel dijo...

Hasta el comentario aclaratorio de ángel, no tenia ni puñetera idea de lo que era o significaba "qtal", es mas, casi no he entendido nada este post(si, soy un ignorante, lo asumo).

Lo que si me ha disgustado profundamente es el trato despectivo que reciben los guisantes en tu texto.
Los cultivadores de guisantes, también tenemos nuestro corazoncito; y este tipo de comentarios no hacen nada mas que dañar nuestra ya de por si maltrecha reputación.

La sociedad nos desprecia por ser lo que somos. Hasta mi padre me desheredó cuando se enteró por terceras personas de la afición secreta de su hijo. No podia comprender como pude caer tan bajo ...incluso me intentó convencer para que cambiase los guisantes por altramuces, garbanzos, frijoles o cualquier otro tipo de legumbre que estuviese aceptada socialmente. Cuando le hablé de Mendel y su trabajo con los guisantes, ni siquiera me quiso escuchar...demasiados prejuicios.

Pero algun dia esto cambiará, la sociedad nos lo debe.

Fdo: Un cultivador de guisantes.

4110 dijo...

Maldita sea, tengo que esperar mucho para que me llegue el turno... ¿por qué entraría el último?
Por otro lado, me alegra ver que le estás dando al blog la caña que se merece, mi querido Chowalsky. Ánimo.

Ángel dijo...

Justiciero_Sámuel, yo no tengo nada contra los cultivadores de guisantes, aunque pudiera parecerlo. El único objetivo de mi post era denigrar a los conductores de camiones cisterna, a las abuelas con más de dos nietas y a los cultivadores de guisantes.

4110, esto no es nada comparado con los tiempos que se avecinan. Y no eres el último, no. Aprovecharé la confusión reinante para llegar hasta el 4100. Eso sí, se admiten apodos para los ocho restantes.

¡A disfrutar!