martes, 23 de enero de 2007

Indignación advertente, o advertencia indignativa

Hoy he intentado situarme en la mente de toda esa gentuza que se dedica a pergeñar presentaciones PowerPoint (aliteración en pe) con famosas frases falsas (aliteración en efe) de Les Luthiers y Woody Allen, dos de los entes que más risas me han arrancado, cada cual en su estilo.

Nada. No he conseguido hallar el motivo que puede llevar a alguien a colocar en boca de los grandes maestros estúpidos aforismos cuya única utilidad es deformar la imagen que los consumidores habituales de archivos adjuntos tienen de aquellos.

Si queréis conocer de verdad a los ultrajados, atentos a sus obras originales. Para más concreción, deponed vuestros comentarios en la sección pertinente.

3 comentarios:

Paco Giménez dijo...

Querido don Ángel:
¿No tendrá V.M., por ventura, alguna versión digital de aquel disco de Les Luthiers en el que se cantaba el teorema de Thales, el mito de Edipo, et alia? En su día lo tuve en vinilo, pero me deshice de él, para mi vergüenza. Si el pido esto no es, naturalmente, para copiarlo, porque eso es ilegal y por nadie pase, sino para escucharlo con unción y devolvérselo en perfecto estado de revista.
Es gracia que espera obtener, etc.

Ángel dijo...

No lo tengo, pero puedo conseguírtelo de estraperlo a cambio de dos paquetes de cigarrillos mentolados.

Déjalo en mis manos.

Paco dijo...

Desde que te dejas azotar por pseudochinos, fumas cualquier guarrería, Ángel, de verdad te lo digo.
Y gracias