martes, 23 de enero de 2007

El carnet

Hoy, al contrario que otros días, me he sacado el carnet de la bibioteca regional. Hasta ahora no lo tenía y sentía como si me faltara algo, sobre todo los viernes de Cuaresma. Por pereza la mayoría de las veces, porque la biblioteca queda lejos, porque hacía falta una foto carnet, porque huele como a clase de sexto de primaria después de dos horas de gimnasia... Ninguna de esas excusas me sirven ya. Cuando quedaban diez minutos para el cierre he obtenido el resguardo que me dará derecho al carnet de verdad en un plazo de cuarenta y ocho horas.

Para estrenarlo, en los dos minutos que me quedaban antes de que cerraran las puertas con el blindaje de seguridad y conectaran las alarmas y los infrarrojos para evitar los frecuentes robos de libros, he tomado en préstamo el libro homenaje a "La Codorniz", aquella famosa revista humorística fundada en los primeros años de nuestra era (era nuestra, nuestra era). Su primer director fue Miguel Mihura, del que os hablaré en otro momento si no tengo tiempo.

Os voy a extractar un famoso poema de El Vate Pérez:

NIÑA INMUNDA

(Soneto)

¡Niña inmunda!
¡vergüenza de tus padres!
¡engendro del averno!
¡cursi atroz!
¡Quítate de delante
si no quieres
que te pise las botas
y te desrice el pelo,
y te rompa las medias,
y me coma las flores con arroz!
¿Quién te ha vestido así?
¿quién ese gesto idiota te enseñó?
¿quién te puso esa greca de lavabo?
¿quién las rosas de trapo te entregó?
¡Vete pronto a tu casa,
niña inmunda,
y dile a tu mamá:
no, no, no y no!
no quiero que me vistas de adefesio
para llevarme al fotografó.

5 comentarios:

Greg House dijo...

el más digno precedente de "El jueves", si no me equivoco...Qué envidia me das, vas a la biblioteca cuan Ethan Hawk (MI:Imposible). Yo siempre he ido a hacerme las fotos cuando menos me lo esperaba y claro, sin acicalar (así salgo...) Buena entrada, es cierto que esta era es un hervidero de vanidades hasta para algo tan sencillo como una foto de carnet.

Ángel dijo...

Sobre lo de "El jueves"... Mihura tendría bastante que decir, y de hecho lo dice. Pero eso nos llevaría lejos, y no son horas.

Respecto a lo demás, parafrasearé a Paca Carmona: "yo sé que tú hablas, pero no te entiendo nada". Llevas demasiados capítulos de "House" en el cuerpo.

Ginger dijo...

Niña Inmunda, Niña Inmunda... esta categoría es tan amplia y tan imprecisa que me dan temblores de pensar que toda la rabia y el ensañamiento del poema me alcancen...

Mi único consuelo, se encuentra en la literalidad del soneto: no tengo el pelo rizado.

emilcar dijo...

greg, ningún precedente de "El Jueves" creo que puede considerarse como algo digno.

taun dijo...

Como bien aclara el poema ninguna niña es en si Inmunda, si no que son los padres que las compran esos vestidos atroces aprovechando que todavia no tienen conciencia estetica, antes de que vengan los tan temidos escotes y faldas.