lunes, 2 de abril de 2007

Literatura agria

Se me cae de las manos. De verdad, no puedo con él. "Si te comes un limón sin hacer muecas", la última obra de Pàmies es, con mucho, el peor libro de relatos breves que ha caído en mis manos. En general, son aburridos, tópicos, lógicos, ñoños... Incluso me ha parecido detectar conatos moralizantes (socializantes, politizantes), en alguno de ellos. Muchos de ellos impregnados de una sexualidad tan naïve que no sonrojaría ni a un colegial.

De salvar alguno, "El pozo" y quizá, "Escabeche".

El culpable es Pàmies. El cooperador necesario, mahn.

2 comentarios:

mahn dijo...

Mea culpa. Lo siento. Estaba tan fascinado por el prólogo de Vila-Matas que no supe el verdadero alcance de los relatos hasta que tuve la oportunidad de leerlos todos. De todos modos, hay alguno más que se salva. Y no es tan, tan malo. Tu único problema, Ángel, es que estás acostumbrado a la buena literatura. Debes comenzar a dejar de leerme ;)

Ángel dijo...

Me retracto un poco. He acabado de leerlo y no me parece tan malo. Me quedo en tierra de nadie. Desconcertado.

Aunque sigue sin gustarme. Tal vez porque la literatura de mahn me deje tan subyugado que sea incapaz de hacer una sola mueca.

A ver si algún día se nos digna y cuelga el "Diario de un ser afortunado que nunca había sentido dolor".

Y entonces el que suscribe publicará "O menaje".

Si no es demasiado tarde.