viernes, 13 de abril de 2007

El Deporte Rey

Al fin. Al fin un deporte que se adecua a mis dotes físicas e intelectuales: el Lanzamiento de Hueso de Oliva. La inveterada costumbre ciezana consistente en comerse una aceituna partida de Cieza y escupir el hueso lo más lejos posible abre sucursales en Murcia capital y en New York capital.

Mi primera marca: 12'40 m. Estoy orgulloso, como mis amigos y familiares, que han seguido el evento a través del canal internacional. Es el momento de haceros partícipes de mi regocijo. Y ya de paso, de exhibir a mahn, cuyo lanzamiento ha sido notablemente superior al mío: 13'21 m., ni más ni menos.

Mahn:



Yo:

5 comentarios:

Agus dijo...

No me lo puedo creer, tío. Quizá si hubieses realizado los estiramientos pertinentes en lugar de remolonear, hubiese logrado una consoladora plata.

taun dijo...

Yo creo que el problema fueron las gafas de sol y la poca carrerilla. Veo que las distancias que hicisteis fueron espectaculares, ¡13 m!, no me quiero imaginar cuanto hizo el que gano.

¿Y el premio cual era?, ¿una caja de larvas? Para que así pudierais practicar en casa el deporte reina:
escupir bichos viscosos.

Por lo menos estarían buenas las olivas.

Ángel dijo...

El premio era el Hueso de Oro para el primero y el Hueso de Plata para el segundo. Imagino que también habría de Bronce, pero llovía y no me quedé para comprobarlo.

Las olivas, ricas ricas ricas.

Agus, ya sabes que lo mío es remolonear, qué te voy a contar yo a ti.

Anónimo dijo...

Ole, ole y ole!!! Que arte tienes maestro!

gyergar dijo...

¡¡¡O-LE!!!Menudo lanzamiento, muerto me he quedado. Desconocía esta afición tuya. Tendrías que ir pensando en dejar la esgrima y hacerte profesional de este deporte(patrocinadores de olivas y cerveza no te faltarían XXD). ¡Si es que vales para todo! ;D