sábado, 10 de abril de 2010

Epic

Vivimos inmersos en épica. Miremos donde miremos, encontramos historias memorables, héroes románticos y grandes ideales. Esta misma noche, en desdichadísima competencia directa con el Entierro de la Sardina, desfile murciano que calificaríase de afrancesado de puro fino que es, tendrá lugar un partido de fútbol que marcará el destino de la civilización occidental (algunos conjeturan con la reunificación de la Pangea, pero aún carecemos de noticias concluyentes y no quisiéramos esperanzarnos en vano).

Inmerso en este clima me hallo y, tras ver la última película de Haneke, que podría haber sido filmada por el mismísimo Hölderlin redivivo, continúo con la lectura de la homérica Odisea y declaro inaugurada la segunda vuelta al Silmarillion en este particular año Tolkien. Dos mitologías, a falta de una. Con ilusión y sin pizca de ironía porque ya no me queda.

Lo que es seguro, seguro, es que Homero habría sido madridista.

6 comentarios:

Superflicka dijo...

Qué felicidad vivir en un país donde el fútbol es secundario. Ahora, al siguiente que me vuelva a hablar de patinaje sobre hielo y olimpíadas de invierno, le-le-le...

(Espero que lo de la falta de ironía sea una ironía, o si acaso un chascarrillo)

Maria Guisela dijo...

"La cinta blanca"? Y que ta paresssio? Estabame yo por ir a verla, pero es que dan el derby merengon-cule, y ya sabes que una no se pierde nunca eso...

[Pero que tal "La cinta blanca" de Joseba Haneke? Parlez!]

ace76 dijo...

Pues yo no veo a Homero muy madridista... Yo creo que habría sido culé. Al Madrid le pega más algún autor de tragedias, tipo Sofocles.

Ángel dijo...

Superflicka, se me hace imprescindible, pese a todo, escuchar tu opinión rusófila sobre el Trololo.

Mary, es triste, descorazonadora, abrumadora, abrumante y brumosa. La de Joseba, digo.

Ace, o Esquilo, porque el sábado salió esquilado. Madre mía, qué ingenioso soy. Un diez para mí.

Alejandra dijo...

Oiga, lo de la sardina, ¿es eso donde la gente se saca un ojo y se arranca el cuello por coger una pelota, un caramelo o algo así?.
Insisto en que tienen ustedes mucho festejo por ahí y que ya la Semana Santa terminó ya hace casi cinco meses, mire usted.
Un abrazo.

Ángel dijo...

Alejandra, se trata exactamente de eso. De eso y de los ancianos venerables mordisqueando pezones brasileños.