martes, 2 de septiembre de 2008

Hablando de pelos

---

En cierta ocasión, la regenta de una afamada clínica del cabello, tras observar cuatro pelos de mi coronilla a escala mayor, me dijo que tenía unos bulbos que para ella los quisiera y que no tenía por qué tener miedo a la calvicie ignominiosa. Claro que al rato me estaba vendiendo varios de elixires regeneradores y una estampa de San Judas Tadeo.

En realidad tengo bastante asumido que heredaré las egregias calvas de mi señor padre y de mis señores abuelos. Calvas elegantes. Señoras calvas, como la de Ionesco. Al tenerlo asumido, cuando ocurra no podré tirarme de los pelos.

Mientras tanto, como es lógico, disimulo a base de peinados cada vez más imposibles que acabarán teniendo que ser llevados a cabo por un buen microcirujano.

Si os parece una situación pintoresca en su frecuencia, sumadle una visita de hoy a la peluquería, un peluquero con resaca de las pastillas del finde, unas tijeras rotas y un esperanzador cambio inicial en el sentido del flequillo que ha acabado en cúmulo de desgracias incluso para mis envidiables bulbos.

No puedo evitar acordarme de la guerra albano-kosovar cada vez que me miro al espejo.

9 comentarios:

Nils dijo...

FOTO YA!!

Alejandra dijo...

El bogavante es malísimo para los pelos. Debería usted comer berberechos, muchos berberechos. Pero no se preocupe. Una amiga de mi progenitora lleva cincuenta años colocándose el mismo pelo (le da para darle dos vueltas al cráneo) y se tiñe y todo. Para la última boda, dijo que se iba a hacer un recogido. Como se lo cuento.

chexpirit dijo...

¿De verdad piensas que tus problemas capilares le importan a alguien? Tira con tu alopecia a darle la murga a otro ¡Hombre ya!
"Que si me he hecho la raya en un lado" "Que si me la he hecho en el otro" "Que si con mis entradas me han ofrecido trabajo de pista de aterrizaje" Bla bla blá "Soy un emo calvo y estoy deprimido porque no puedo peinarme como mis amigos" "En identity me querían de identidad logotipo del koyak" "Que si lavándome la cara me lavé la coronilla" Me niego a escuhar una sola de tus quejas.

ace76 dijo...

No sabes como te entiendo, yo cada vez que voy a la peluquería me digo a mí mismo que tengo que asumir el tamaño de mis entradas... Y luego me echo todo el flequillo para adelante en plan beatle.

Ángel dijo...

Nils, se me ha acabado el carrete.

Alejandra, los berberechos y los bogavantes, a efecto capilar, son la misma cosa.

Chexpi, cómo se nota que usas bisoñé.

Ace76, y lo peor es que si todo el mundo fuera calvo yo tampoco me sentiría mejor.

Superflicka dijo...

Los chistes de este artículo están un poco cogidos por los pelos..




(Espero que no me metan en la cárcel por hacer este chiste...)

Ángel dijo...

Superflicka, y no será porque no la merezcas...

Dori dijo...

No sé qué problema tiene el género masculino con perder pelo, nunca lo he entendido, mi señor padre es calvo desde los 18 (espero que nunca se entere de que he dicho esto) y no veo dónde está el drama...

¿Qué tal el verano Ángel? ¿te has puesto morenito? Yo estoy mu negra, muy negra, mu negra....

Ángel dijo...

Dori, yo estoy tan níveo y angelical como me dejaste. O dejastes, que en eso hay opiniones.