domingo, 11 de noviembre de 2007

Historia de amor irritante

Pedro conoció a Ana en la parte de Nueva Orleans actualmente conocida como Imperio Otomano. Ambos contaban con tres años de edad, salvo Pedro, que contaba con tres años de edad. Ana se ocupaba de cortar briznas de césped para sus infusiones, tarea por la que el Ayuntamiento le pagaba con creces. Pedro se le acercó una otoñal mañana de primavera, con intención de solicitarle un documento en que constara la lista de los Reyes Godos, que necesitaba urgentemente para pedir auxilio. Cuando Ana lo miró con esa mirada cándida e inocente llena de maldad y de odio, no hicieron falta las palabras, y estuvieron hablando hasta que, pocos días después, Sergio les interrumpió porque aún no había interrumpido a nadie esa mañana y ya se empezaba a hacer de noche.

Recuerdo que Pedro y Ana miraron las rodillas de Sergio, y a los cinco les llamó poderosamente la atención que no tuvieran nada en absoluto de particular. Cuando Ana acabó de cortar la última brizna de césped, los tres emprendieron su marcha hacia casa de José Luis, un antiguo amigo de Sergio que se hallaba en cama, enfermo por no poder conjugar correctamente el verbo “repudiar”.

Y se produjo la magia. José Luis se enamoró de Ana, Ana de Sergio, Sergio de Pedro, Pedro de Ana, Ana de José Luis, Ángel de Víctor y José Luis de José Luis. Bailaron frenéticamente hasta que se dieron cuenta de que aún no habían limpiado el piso que compartían desde que los cuatro habían decidido empezar a estudiar para prepararse el Doctorado Total, seis años atrás.

Los cuatro mantuvieron una relación amorosa basada en la castidad y en el sexo cruel y descarnado en parques públicos. A ojos de la sociedad, eran un cuarteto como cualquier otro: paseaban, miraban las estrellas, procreaban y abrían las ventanas para que entrara un poco el fresco. Pero pronto aparecieron la rutina y el tedio. La monotonía de hacer cada día algo totalmente distinto e inesperado iba erosionando la convivencia, y no era infrecuente que los cuatro pasaran las tardes sollozando, adornando árboles de Navidad o reduciéndose de tamaño unos a otros.

Fue justamente entonces cuando pensaron en que quizá lo mejor para salvar su relación y que todo volviera a ser como al principio era el suicidio. Pero José Luis, que era buen amigo de los cuatro y a la vez uno de ellos, sugirió el matrimonio como posible salida para salvar la relación. Tras considerarlo detenidamente, se suicidaron.

No obstante, gracias a unas influencias que Sergio tenía en el Ministerio de Ultramar, pudieron resucitar tal y como eran, aunque con las pestañas imperceptiblemente más largas.

Y fue precisamente gracias a sus pestañas por lo que por fin han decidido contraer matrimonio, aunque con otras personas que aún no conocen del todo. El matrimonio que, por fin, unirá sus destinos, los destinos de todos ustedes.

21 comentarios:

Bito dijo...

¿y para escribir esto usted se ha tomado...?

Superflicka dijo...

Ultimamente hablas mucho de matrimonio... Seguro que eso significa algo... Pero no sé qué...

Cvalda dijo...

Este texto parece decir muchas cosas que mi aturdimiento preconstipado me impide dilucidar. Me acerco a lo que dice Superflicka, hummm...¿estás llegando ya a esa edad? :P

Pako dijo...

LOL! Veo que no soy el unico que ha pensado eso xDDDD

Al dijo...

Me PARTO de risa con tus textos.

Un saludo. Hacía tiempo que no me pasaba por aquí...

Ángel dijo...

Bito, "La cantante calva" dos veces al día y "La lección" si se percibe mejoría.

Superflicka, yo jamás he hablado de matrimonio. Nada es lo que parece.

Cvalda, no, aún me queda mucho para esa edad. Sin embargo, sí he llegado a la otra edad.

Pako, ¿que has pensado qué?

Al, pues pásate y disfruta. Y déjame dinero cuando puedas, que ya me va haciendo falta.

Pako dijo...

¿Pues que voy a pensar? Que te casabas! xDDDD

taun dijo...

Entre tanta cuna, cama, rimmel XL y muertes prematuras no hay quien se entere.

Entonces, ¿cuándo será el bodorrio?

Bosco dijo...

A mi que me suena la historia..... será por lo del sexo descarnado...digo...o no , o yo que se... (( ¿ alguien sabe donde he dejado la medicación? ))

Ángel dijo...

Pako, no, aún es pronto para casarme. A lo mejor dentro de una media hora...

Taun, no habrá tal bodorrio, pero será el día 3 del septiembre pasado.

Bosco, ¿pero el sexo descarnado no es el que practican entre vegetarianos? (Es un chiste ingeniosísimo, apláudase).

Dori dijo...

Nene ¿había setas alucinógenas en Almeria?
Me ha hecho gracia pero a la vez me ha preocupado tu estabilidad mental, bueno, si ahora dudo de que la tengas....

Hugo dijo...

Excelente, yo me estaba preguntando algo, pero no me he podido responder.

Tus relatos son inigualables, a no ser que los sopies claro, :P

Vanesa dijo...

wenas angel!!! me ha encantado tu historia!!!jajajaj, se puede ser mas contraditorio e ironico?, jajaja, hasta pronto!!

Ángel dijo...

Dori, en Almería todo ha sido alucinógeno. Como mi estabilidad mental.

Hugo, gracias. En cuanto escriba la obra de teatro, contaré contigo. Y si sigues tan pelota, de protagonista absoluto. Y si sigues más, será un monólogo.

Vanesa, ¡bienvenida de nuevo! Pues como poderse, poderse, se puede... Haré todo lo posible.

Biggest Head / Smallest Penis dijo...

He tenido un dejà vu...

José Ángel (Josito, si te conozco) dijo...

Entonces...¿te casas o no te casas?

Ángel dijo...

Biggest head/smallest penis, ¿fuiste tú, virrey Morcillo?

Jose, sí, pero hace un año.

Antonio Rentero dijo...

Sublime... Tip seguiría estando orgulloso... Woody Allen igual no, pq como está vivo sí puede llegar a conocerte y pensar que por las noches entras en sus sueños y le robas las ideas disparatadas y las escenas lúbricas con orientales aniñadas, prohijadas y a horcajadas, que sabes bien que son las mejores.

Lucero dijo...

es simplemente fascinate. me gusto visitar esta pagina. me gustari poder leer algo asi relacionado con la navidad.

Lucero dijo...

es simplemente fascinate. me gusto visitar esta pagina. me gustari poder leer algo asi relacionado con la navidad.

Ángel dijo...

Antonio, a eso ya te respondí ayer por la noche mientras bailabas desnudo encima de la barra del Kennedy's en avanzado estado de ebriedad, de gestación y de descomposición.

Lucero, ¿algo así relacionado con la Navidad? ¿alguna sugerencia?