domingo, 3 de octubre de 2010

Buried (enterrado). La entrada con más spoilers de España

Es osado rodar una película sobre un señor secuestrado y enterrado en un ataúd, porque a poco que uno se descuide le sale una mezcla sin fuste entre La cabina, Saw y Cube, y la originalidad se va a hacer gárgaras. Rodrigo Cortés, que es más listo que el hambre y se sabe la lección, ha eliminado de Buried cualquier elemento misterioso o mágico, y nos presenta a un honrado transportista norteamericano que yace bajo suelo iraquí a la espera de que alguien pague un rescate millonario, con la única compañía de una navaja, un zippo, una linterna bicolor, un boli y una Blackberry.

La cámara no sale del ataúd durante la hora y media de película, y el espectador, para compensar, sale de la película de vez en cuando. Ni por agobio ni por claustrofobia. Más bien por deserción ante el estiramiento hipertrófico de la duración de lo que debió ser mediometraje, y ante la pérdida de tensión por algunas secuencias de un ridículo subido. Destaca el momento en que el guionista decide colocarle una serpiente al prota bajo los jeans, o algunas de las llamadas telefónicas (ojo a la sutilísima denuncia del capitalismo feroz, personificado en el Director de Recursos Humanos de la empresa de transporte).

Al final el bueno muere. Se ve venir cuando graba testamento ológrafo con la Blackberry. El director, por si acaso, se encarga de disipar las dudas que pudiera haber y recurre a engañar al pobre espectador con un falso happy end, al estilo de Haneke en Funny games, pero con menos mala leche y más tontuna. Si se hubiera estado quietecito, a lo mejor los últimos compases me habrían causado un patatús en vez de ganas de beberme la fanta de la señora que se me ha sentado a la derecha.

Todo esto es, naturalmente, exageradísimo. No me hagáis caso e id a verla.

12 comentarios:

Agus Alonso-G. dijo...

A mí me ha gustado mucho. Es de esas pelis en las que uno acepta dejarse engañar... No será un peliculón, pero creo que demuestra que detrás de ella hay un tío que nos dará muchas alegrías cinematográficas. Ojalá un Spielberg español.

Alvaro dijo...

Increíble Angelucho, te juro que estaba pensando en hacer una gracia pidiéndote que hables algo de esa peli, debe ser por eso de que yo soy tu discípulo y me transmites tus pensamientos y sabiduría.

Por lo que cuentas se me ocurre que la peli estaría mas buena si el protagonista fundamentara por qué tiene una navaja, un zippo, una linterna bicolor, un boli y una Blackberry ¿Acaso le dieron esas cosas antes de enterrarlo o la providencia divina quiso que las llevara?

Discúlpenme a los que les gustó pero me suena a desesperación por hacer algo novedoso sea como sea. Algo así como llevar camisa y corbata con rayas verticales y horizontales. Es lo único que no se había combinado hasta ahora, o sea, lo único que faltaba.

Dori dijo...

mmmmmmmmmmmmm

Ángel dijo...

Agus, vaya vaya... el que no aceptó dejarse engañar por los pobres creadores de Lost ahora se deja engañar por el Adelantado Don Rodrigo. No sé si muchas alegrías o muchas alergias. Espero que lo primero, que uno ya no está para demasiados trotes.

Álvaro, el zippo y el boli son suyos. El resto, cortesía del morico que dice "cinco millones dólares" y frases así, pero sin embargo entiende a la perfección a un americano ansioso que habla rápido como un poseso.

Ángel dijo...

Dori, nnnnnnnnnnnnn.

Salamandra dijo...

Tienes un premio en nuestro blog ... www.masqueperras.blogspot.com
Un beso

Dori dijo...

No entiendo la película; había una persona que le dio una linterna pero no le ayudó a salir???
Pd/ Qué guapo estas los viernes por la tarde-noche....

Ángel dijo...

Salamandra, ¡qué ilusión, qué bien, qué gustico! ¿Y ahora qué hago con todos estos nervios? ¿Seguir las instrucciones, con lo solipsista que me gusta ser? Veamos...

Dori, no me convence esa acotación temporal. Si hubiera sido espacio-temporal: "los viernes por la tarde-noche en la Gran Vía Escultor Salzillo"...

Agus Alonso-G. dijo...

Pues claro, Ángel, no me compares. El tono lo es todo.

'Buried' mantiene el tono continuamente. No así 'Perdidos', que lo cambia a su antojo. Lógica interna, se llama.

Todas las pegas que planteáis son aplicables a las pelis de Hitchcock, llenas de inexplicables casualidades.

Isa dijo...

Ya veo que todas las pelis que estás viendo últimamente te están encantando...

Ángel dijo...

Agus, "Lost" son seis temporadas, y hay relleno, pero en proporción, creo que mantiene mucho más el ritmo que "Buried" en su excesiva hora y media de metraje.

Isa, tengo que superarme y buscar algo aún peor. Sé que soy capaz.

Agus Alonso-G. dijo...

Perdidos son dos -si me apuras, concedo que tres- temporadas más que dignas. Lo demás, filfa.