sábado, 7 de junio de 2008

Números frecuentes

---

De un tiempo a esta parte, vengo recibiendo llamadas telefónicas desde número oculto siempre a la hora de la sobremesa. Más o menos cuando van a dar la noticia del asesinato guay en el telediario de Antena 3, recibo el anónimo telefónico. Y así todos los días.

Unas veces son de Iberdrola; Jazztel le sigue a la zaga; y las más de las veces llaman para hacerme alguna encuesta peregrina.

Esta noche, mientras degustaba un bocadillo encebollado, he urdido una estratagema digna del mismísimo Holden Caulfield: ya que ellos esconden el remite, yo distorsionaré mi identidad.

A partir de mañana, ningún número privado pasará dos veces por el mismo Ángel.

13 comentarios:

chexpirit dijo...

-Hola ¿Está Ángel?
-¿El padre o el hijo?
-El padre.
-No, no está.
-¿Y el hijo?
-Tampoco.
-¿Y quién demonios es usted?
-Soy Ángel.
-¿El padre o el hijo?
-Elija, elija. (Ángel entendió elijo en lugar de el hijo)
-¿Que elija qué?
-No sé, usted sabrá.
-¿Se encuentra usted bien?
-Hombre si me busco con ganas...
-No será usted el famoso Doctor Cobacho.-Pregunta la señora.
-¿El padre o el hijo?
-Ambos
-En efecto. Soy yo. Soy uno y bino.
-Eso ya son dos.
-Pues eso mismo.
-Pues nada.
-Pues eso.
-Pues venga, ya si eso llamo otro día.
-¡Adiós!.

Como era de esperar, la señorita Privado no volvió a llamar.

Ángel dijo...

¡Madre mía, qué musical!

¡Bravo, bravo, bravo!

Nils dijo...

Me sumo a los aplausos!! Iba a decir algo sin sustancia, pero después de leer lo del chico del merendable pues como que no.

Superflicka dijo...

Es verdad. Antes Ángel era mi ídolo, pero ahora es Chexpirit. ¡Qué grande!

Paul Spleen dijo...

Lo que más me ha gustado, Chexpirit, es que a mitad de diálogo nos explicas tu gracia de forma parentética, no vaya a ser… ;o) Yo conozco a alguno que es uno y vino.

Echa usted un tufo a doctor… Y claro, las compañías lo huelen a la legua. Exijo foto embirretado y enmucetado, con el merendable cerca.

Pako dijo...

xDDDD PUTO CHEX!

Ruf dijo...

¡Yo he venido aquí a hablar del libro de Ángel!

Bito dijo...

Unas navidades llamé al teléfono de un tipo creyéndo que llamaba al de mi viejo. El tipo, que tenía la voz de mi tío Juan, escuchó mi estúpida felicitación y después me preguntó quien era, yo pregunté quién era él, y así mantuvimos una conversación de besugos durante bastante tiempo en el que yo bromeaba considerándome objeto de la broma.

Cuando conseguimos darnos cuenta de que yo me había equivocado le pedí disculpas y colgué.

Llamé de nuevo a mi padre y se puso el tipo. Entonces le pregunté por qué tenía el teléfono de mi padre, y el me contestó que era suyo desde hacía mucho tiempo. Divagamos si era posible que dos personas tuvieran el mismo número y llegamos a la conclusión de que no. Le felicité las fiestas y colgué. Muy extrañado.

Por tercera vez llamé, y por tercera vez se puso él. Pedí perdón tras explicarle que no entendía nada, que yo sólo quería hablar con mi padre, y él me dijo que no sabía donde narices estaba mi padre.

Un par de horas después me llamo el viejo, y ya me aclaró que me había equivocado en un número, a pesar de que me sé su teléfono de memoria. Al final tras reirnos le di a mi padre el teléfono del tipo para que le llamara y dijese: Oye, soy Luis, ¿sabes si ha llamado mi hijo?.

La broma nos pareció buenísima, y más en navidades, pero por lo visto al tipo no le hizo ni puta gracia. Al menos eso me explico mi padre.

Cuídese.

taun dijo...

Amamos a chexpirit, ¡menudo comentario!

A todo esto yo venía a decir que durante los últimos 6 años, periodicamente, con una distancia aproximada de seis o siete meses, preferentemente llama alguien a mi casa.

Ring, ring.
-Hola, ¿Calderas?
-Si
-Mira es que llevo tiempo desde la última revisión
-Ah sí
-Si, ¿cuando podrían hacerme una revisión?
-Si
-... Podría ponerme con el servicio de atención al cliente
-Si (espero unos segundos) SI (voz grave)
-Calderas...
-Si

Y así la cosa se alarga y se alarga hasta que llega el frio y agreste invierno y la cigarra pide ayuda a la hormiga.
FIN

Moraleja: no cojer el telefono, es más, quemar el telefono y quemar ya de paso tu casa como coartada.

Ángel dijo...

Nils, traidor.

Superflicka, traidora.

Paul, ¿Chexpirit pasará a denominarse "el merendable"?

Pako, traidor.

Ruf, contrario a traidor.

Bito, ¡eres el inventor de uno de los chistes más antiguos del mundo!

Taun, traidor.

Bito dijo...

Sí, sé que es un chiste, lo hacíamos de pequeño con los telefonillos. Pero te juro que la anécdota es verdad. Justo por eso se nos ocurrió la idea.

Cvalda dijo...

Sois unos genios. Utilizaré vuestra sabiduría cuando reciba llamdas de números ocultos ;)

Antonio Rentero dijo...

Lo mejor es cuando te llaman y te dicen "¿con quien hablo?". Mi respuesta suele ser "ah, muy bonito, marcamos números al azar a ver quien sale, ¿no? ¿y si sale un psicópata? ¿su madre no le dijo nunca que no saliera con un psicópata? Pq va a tener suerte que yo no soy un psicópata, pero le puedo facilitar el número de teléfono de un psicópata muy bueno, totalmente de fiar, discreto, limpio, todo exterior..."

A estas alturas la operadora ya ha colgado entre sollozos...