sábado, 3 de marzo de 2007

Pequeños placeres

Hoy he estado oyendo parte de la Pasión según san Juan de Bach con las partituras delante. El solfeo y el alemán fueron dos de los grandes proyectos que quedaron por el camino y que algún día retomaré, pero por lo pronto me sirven, combinados, para paladear cada uno de los movimientos de las dos pasiones de Bach.

Por cierto, ¿habéis entrado ya en la web de Ars Mvsica? Se avecinan conciertos y os quiero ver a todos allí. Ya iremos concretando.

4 comentarios:

kikorb (Kiko Ruiz) dijo...

¿Y quién no disfruta con esa música?
Yo entro de vez en cuando a la página y que gusto da escuchar ese trocito en flash...

No dejéis de visitarla.

Lore dijo...

Pequeños placeres...

Como el pasar un ratito del domingo por la tarde leyendo tu blog.

¿alguien puede decirme por qué lo he hecho?

El caso es que me siento mal, porque creo que me estoy entrometiendo en trozos de tu vida sin conocerte de nada.

¡¡¡Espero que contaras con ese riesgo!!!

Odio a los que te despidieron, y amo los pequeños placeres.

¿Leerás esto? ¡Qué más da!

A por Abril de 2007.

Lore dijo...

Por cierto, voy a servirme una copita de vino.
Creo que estoy pecando.

Ángel dijo...

Lo leo todo, Lore (aliteración en ele, caramba). Puedes pasar los ratitos que quieras en mi blog. Cuento con ese riesgo y con un montón de riesgos más, tales como el riesgo sanguíneo o el Himno de Riesgo. Este blog no es demasiado íntimo y, salvo la entrada del despido, está concebido para hacer pasar raticos agradables y no para contagiar malos rollos. Quédate y sírvete algo.