jueves, 29 de diciembre de 2011

Este cuatrimestre se merece una entrada

El próximo día 23 de enero, fecha del último examen de Derecho Constitucional Tres, se cerrará un ciclo que comenzó el día 14 de septiembre, día en el que, además de cumplir yo treinta y tres añazos como otros tantos soles, empezó el curso académico dos mil once dos mil doce en la Universidad de Murcia. 

Además, este año he conseguido concentrar mis veinticuatro créditos de docencia en un solo cuatrimestre, con el siguiente erótico resultado: a costa de fallecer varias veces desde que empezó el curso, a partir de febrero -con la rúbrica de las últimas actas- tengo hasta septiembre libre de clases para estudiar, escribir, publicar y daros envidia sin demasiado motivo.

Voy a dejar los propósitos de año nuevo para entradas venideras, y a centrarme en seguir el consejo de Mecano y hacer el balance de lo bueno y malo, académicamente hablando:

-Malo: aún no tenemos Nespresso en el Departamento y el micrófono del aula tres dos hace ruidicos.

-Bueno: este curso me han caído en gracia dos grupos y medio de Derecho y un grupo del Grado en Criminología, además de clases de másteres donde se me conoce como Profesor Moon. Nunca había dado tantas clases, sin un solo día libre, con mis cuerdas vocales al límite de sus posibilidades, extenuación general y una considerable pérdida de Masa Máxima Autorizada. Y sin embargo, me permito el lujazo de ponerme cursi y de afirmar con sinceridad rotunda o rotundidad sincera que estoy muy satisfecho y que en eso han tenido mucho que ver mis alumnos, por su interés en la asignatura, por su atención en clase y por el cariño que me han demostrado hasta el último día. 

Con deciros que alguno, de vez en cuando, me proporcionaba Strepsils para el mantenimiento de mi aparato fonador...


11 comentarios:

Nils dijo...

¿El Strepsils es la nueva manzana?

Ángel dijo...

El iPhone 4S es la nueva manzana, y no me han dejado ninguno de esos.

Ruf dijo...

Y todo ello pese a tu escuchimizada figura.

Como ves, Ángel, no recuerdo la anécdota, pero me la invento.

lacolibrii dijo...

Hay que ver que alumnos más bueneticos tienes,que te dan sus strepsils y todo.

lacolibrii dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

Me habían recomendado tus clases (me tomo la licencia de tutearle) pero como no dará clase ya hasta el 14 de septiembre (que feliz cumpleaños, por si acaso), esperare paciente el curso que viene para infiltrarme.

PD: el fondo de su blog, me ha hecho pensar 3 veces que mi pantalla estaba sucia y no era así.

Desde la facultad de Bellas Artes. Fdo: Chico Erizo.

Alvaro dijo...

Yo opino, muy acertadamente, que deberías dedicar el tiempo libre que tendrás, en meditación, relajación, reflexión, cavilación, introspección, distensión, cogitación y depravación, no necesariamente en ese orden.

Por cierto, tengo un proyecto para una novela: El profesor Moon, drama amoroso.

ace76 dijo...

Me alegro mucho de que lo malo sea tan irrelevante y que lo bueno sea tan relevante! Feliz Año!

converso con el hombre que siempre va conmigo.... dijo...

Se que este no es el sitio, ni la manera, ni la ocasión, ni el momento, ni el procedimiento adecuados, pero JOER QUE BIEN CANTAN VDS.!!!!!!!

Alvaro dijo...

Señor converso con el hombre que siempre va conmigo, al leer su nick siempre me viene a la mente el relato del maestro Poe: "El hombre de la multitud". No sabría decir por qué. Sepa disculpar.

converso con el hombre que siempre va conmigo.... dijo...

Sr. D. Álvaro, queda disculpado, pero...su comentario me produce una duda rayana en la angustia vital ¿Con cual de los personajes de Poe me identifica vd.? ¿C0n el anónimo narrador, cargado de spleen? ¿Con el viejo decrépito probable criminal?

En cualquier caso, yo estaba tan contento porque pensaba que mi nick es como muy machadiano...(¿no será vd. un pelín retorcido?)