jueves, 13 de mayo de 2010

Crash

Mi cochazo se ha portado como un campeón. Es cierto que hacía ñiquiñiquiñiqui hace unos meses, pero el pobre cumplirá siete años en septiembre, y ya sabéis que un año automovilístico equivale a tres años caninos y dos premolares. Sin embargo, tal vez por el mero gusto de hacer mudanza en su costumbre, anteayer decidió que no apagaría dos de las tres lucecitas que deben apagarse al encender el motor. Automática y automovilísticamente miré el manual de instrucciones, donde leí que, si esos pilotitos en concreto permanecen encendidos, lo mejor es llamar al taller o rezar una novena a San Cristóbal y luego llamar al taller.

El mecánico me dijo que apagarlos me saldría por unos doscientos y pico euros, pero que además el coche tenía que haber pasado la revisión en enero, y que además el filtro de polen estaba asqueroso de tanto polen y tanta porquería primaveral, porque la primavera es un asco, aunque eso último quizá no lo dijo el mecánico y es una cosa que yo pienso. Antes de que continuara, le corté y pregunté por el montante. Unos cuatrocientos cincuenta. Fueron cuatrocientos cuarenta y nueve y un céntimo de euro, que me ahorró para no parecer descortés.

Esto es la debacle. Ahora sólo es cuestión de esperar. Lo próximo, seguro, tendrá que ver con el filange izquierdo.

11 comentarios:

El Sombrerero Loco dijo...

Yo pasaba las revisiones en el taller donde compré el coche, cuando pasó la garantía fui dos veces allí y cada vez me llamaban y me decían "mira que habrá que cambiar el filtro del polen porque está llenísimo y eso influye en el funcionamiento de aire acondicionado y calefacción" yo, iluso de mi, les decía que adelante. Al mes de ir a hacer la última revisión allí mi padre se emperró en llevarlo a su taller para que le cambiaran las ruedas, como dijo que él lo pagaba le dijo que como si lo llevaba a Lourdes, me llamó diciendo que el del taller le había enseñado el filtro del polen porque jamás había visto nada tan sucio y que cuando lo limpió lo suficiente vió que era el que llevaba de serie el coche... ya no he vuelto al taller.

Superflicka dijo...

¿Y no te sale mejor aguantar un poco y comprarte uno de segunda mano? Porque mira que le gusta el taller a tu coche, por lo que cuentas...

Faithfulrock dijo...

no se por qué me ha dado por escribir mi primer comentario hoy, despues de un año leyéndote en la sombra, pero bueno así me presento, ya que hace unos meses me diste permiso por una red social (1ª pista de quien soy). la 2ª pista es mas facil, clara y determinante de mi identidad, traduce mi nick y lo sabras jeje. bueno que me encanta tu blog. a partir de hoy prometo comentar.

p.d. el otro día, en las fiestas de Caravaca, conocí a una alumna tuya, interesante conversacion la que mantuvimos....

ace76 dijo...

Yo no tengo coche y vivo feliz.

Ángel dijo...

Sombrerero, yo ni siquiera sabía que existía el filtro de polen. Y vivía mucho más feliz que ahora.

Superflicka, o eso o comprarme un taller de primera mano.

Faithfulrock, ¿y por qué no sé quién eres tú y sí con quién mantuviste la conversación el otro día?

Ace, si yo viviera en Madrid huiría de cualquier circunstancia que me acercase a la propiedad de un coche.

Ángel dijo...

Vale, ya sé quién es Faithfulrock. Ahora todo está en orden. No hay nada que ver, pueden dispersarse. ¡Ale, a comer!

Faithfulrock dijo...

jajaja y como sabes quien soy? y co se que sabes quien soy? y lo mas importante como sabes quien es la persona con la que hablé, si no saboes quien era yo?
demasiadas preguntas surgen de tus 2 respuestas.

1 abrazo angel

Guendolain dijo...

Dos cosas:
1) VIVES en Madrid, a menos que en este preciso instante estés cadáver.

2) No tienes coche. Me llevaste a caballito por toda la ciudad, y en las esquinas emitías un "TUU TUUUUUUUU" con voz de tenor a modo de claxon. Y yo te clavaba los tacones de mis deportivas entre las costillas cuando quería que frenaras. O que comieras pienso.

3) Ahora que todos saben quien es el tal Faithfulrock, a ver si se dedica a opinar sobre el tema en cuestión (lo del mecánico sexy con tableta de chocolate y pechugas brillantes de grasa) y menos de dar pistas que a Nils, Superflicka y servidora no nos interesan, que aquí estamos a lo que estamos.

Alejandra dijo...

Esto de los coches me interesa. El mío es pequeño, peludo, como de algodón y tiene ocho años. Acaba de pasar la ITV, no le he cambiado un puto filtro nunca, no me la da gana, debe de ir llenito de polen hasta el tubo de escape y hace unos ruidos infames. Además, hay una palanca que se le cayó hace tiempo y no sé muy bien para qué era. No tengo el libro de instrucciones, tiene un espejo roto, varias cagadas de paloma en la frente pero hoy me traído desde Alicante a Madrid sin rechistar.
Un lujo asiático.

Ángel dijo...

Faithfulrock, esto está empezando a ser una conversación de besugos, o a la gallega, o de besugos a la gallega. Dejémoslo ahí. Luego lo recogemos.

Guendolain, yo no como, pienso. Ay, qué chispeante soy.

Alejandra, esa palanca sería, supongo, el dispensador de albahaca. Sólo es útil para determinados platos.

Dori dijo...

Los coches tienen filtro polén?????