jueves, 30 de julio de 2009

Como un ñiquiñiquiñiquiñiqui

Mi coche hace ruidos. Ruidos nuevos que no hacía antes, ruidos por los que no pagué y que no provienen de mi radiocassette integrado, últimamente dedicado a la reproducción exclusiva de motetes no posteriores a 162o.

Anteayer lo llevé al taller. En los talleres se lo suelen pasar muy bien conmigo, porque soy automovilísticamente tontico y no puedo disimularlo. Luego me pasan unas facturas morrocotudas y muy desglosadas de las cuales cualquiera extraería la conclusión de que todos los mecánicos del lugar, más algunos refuerzos arios, han tenido que someter a mi Volkswagen a una operación de microcirugía con laparoscopia. Sin embargo, esta vez lo llevé a un taller de confianza donde el engaño quedaba excluido.

Excluido, al menos, por parte de los empleados. El coche, después de casi un mes con el ruidito, no emitió más que el ronroneo sexy del motor y un poco de CO2. Como cuando tienes un problema con el ordenador, llamas al informático y el ordenador deja de darte problemas. Con la particularidad de que, debido a mi cara de desesperación y a mi interés porque sonara el ruidito, el encargado se subió conmigo al coche y nos dimos una vuelta por los alrededores por si en movimiento cambiaba mi suerte. Nada. Le pedí que siguiera, que el ruidito estaría a punto de aparecer. Nada. A la altura de Lugo, creo, nos pareció prudente volver, porque se hacía de noche y no había ruiditos.

Lo bueno de la historia es que la revisión me salió gratis. Lo malo, que bastó un alejamiento prudencial del taller para que se reanudara el ruidito, que he decidido solapar como mejor sé. Si vais por la calle y os cruzáis con un coche que lleva a todo volumen unos motetes estupendos anteriores a 1620, ya sabéis. Saludad, que os invito a algo.

16 comentarios:

Gesualdo dijo...

Un poco de ciencia empírica, por favor. Resulta obvio que el ruidico aparece cuando vas tú solo, quiere decir que es por descompensación de pesos ente los lados del coche.

Algunas soluciones posibles:

a)Búscate un acompañante, sin más detalles.

b)Coloca en el asiento del copiloto un saco de patatas u otras hortalizas al gusto.

c)Coloca en el asiento del copiloto el pesado fardo de tu conciencia.

Wesley Jackson dijo...

Yo creo que lo que pasa es que tu coche está por ti. Y por eso sólo hace el ruidico cuando estáis solos. Eses 'ñiquiñiquiñiqui' está claro, es una insinuación erótico-festiva.

maría dijo...

Tu coche odia los motetes anteriores a 1620, que lo laves contigo dentro, que no te guste conducir y que lo utilices por interés. Y encima es rencoroso.

Por eso prefiere al mecánico, al que dedica ronroneos sexy para que lo pasee hasta Lugo o hasta Finis Terrae si hace falta.

Podéis intentar reconciliaros o tal vez pasarte por la tienda de bicicletas...

Superflicka dijo...

Apoyo a María en lo de la opción bici. Como biciclista en la jungla capitalina, te aseguro que si mi bici hace ruidos, el estruendo de los tubos de escape los tapa. Mucho mejor, dónde va a parar.

El Sombrerero Loco dijo...

Yo como siempre voy con la música alta, el día ke por lo ke sea la apago o la bajo empiezo a pensar "uy y ese ruido? antes no lo hacía... o si? joder... y ese otro? ay madre..." y acabo igual, subiendo la música xD
Los mecánicos son unos cabrones todos.

Globos! dijo...

"Los mecánicos son unos cabrones todos", sí. Pero los coches, más: y los peores, los hipocondríacos como el tuyo, como esos niños que te dejan exhausto con el maldito pino -"Papá mírameeee", así 834.662 veces-, y cuando un domingo le pides que lo haga frente a la Tía Rogelia, para que la entretenga y puedas ver Wrestling en paz, resulta que le da un repentino autismo y no lo hace.

Abandónalo en una gasolinera! O en una dirección de confianza que voy a darte, déjale la llave y el cosito ese aromático de pinolimón o limónpino...

Ángel dijo...

Gesualdo, buscar un acompañante sin detalles es difícilisimo. La mayoría tienen.

Wesley, ¡pero si le doy todo lo que se merece!

María, no entiendo nada. El mecánico era hosco y lo trataba sin mi delicadeza innata.

Superflicka, pero la bici no lleva radiocassette, jopé.

Sombrerero, otra solución es taparse los oídos con las manos, pero la conducción se resiente (en ocasiones).

Globos!, ¿cuándo me vas a dar la dirección? Llevo años esperándola.

Inverosímil dijo...

Al coche de mi madre le pasa lo mismo. Ya va por el tercer intento y el jodío ruido debe ser muy tímido porque sólo se muestra con la familia.

Hay una tira muy buena de Mafalda en la que el padre está obsesionado porque el auto hace como un tiki-tiki-tiki.

Ángel dijo...

A esa tira pensaba yo homenajear con el título de esta entrada. De hecho, esta noche murmuraré entre sueños "ñiquiñiquiñiquiñiqui", no te quepa duda.

Alejandra dijo...

Yo creo que lo mejor será taponarle el tubo de escape. Para que se queje con motivos.

Paul Spleen dijo...

Yo llevo colgando del mío una pieza de plástico que sólo roza con el suelo cuando voy a menos de 40 km/h. Música celestial cuando salgo del garaje y los transeúntes se piensan que de la puerta sale un monster truck.

Luis dijo...

Ruidos por los que no pagó??? Ingrato, vaya inmediatamente a abonar el suplemento por ese tunning sonoro....qué desfachatez!

Benito Lopera perrote dijo...

Eso pasa cuando entre el circulo de amistades no hay un mecanico, el amigo mecanico va a tu casa, arranca el coche, se mete debajo, le toca las tripas, y el ruidito sale corriendo por el tubo de escape. Dos horas de trabajo + mano de obra + ver como sale corriendo el ruidito = 2 cervezas. Tener un amigo mecanico = no tiene precio.

Leo dijo...

jajaja! Ángel!!!!!! si es que los coches son más listos que el hambre, éste lo que no quería es que le operasen...

buen verano!

un abrazo fuerte

Sometimes Inviting Eyes dijo...

Me encanta ver los calentamientos de cabeza (y motor) que me ahorro al no tener carnet... yo sólo sufro tobuseros que intentan matarme saltándose lo semáforos en rojo, ignorando límite de velocidad alguno por carreteras en obras.

¿Has pensado que puede ser un mensaje en clave? Un logaritmo neperiano te ayudará a resolverlo

José Miguel dijo...

Y ¿no será el radiocassette el que hace el ruidito? ¿Qué clase de motetes estás escuchando?