jueves, 21 de agosto de 2008

Oros, platas, espadas y bronces

---

Lo que son las cosas. Yo, que no hace tantos años rehuía cualquier evento deportivo presa del pánico y de ciertos síntomas de fiebres tifoideas, me sorprendo enganchado a las olimpiadas pekinesas con entusiasmo desmedido.

Desde luego, influyó la bronceada medalla en esgrima categoría espada, que yo también hubiera podido ganar con idéntica o similar facilidad que Pirri, alias "Abajo España".

Pero pasó la espada, pasó el sable, pasó el florete, y vi yo que todo aquello estaba muy bien, y que el deporte no tiene por qué ser malo, siempre y cuando no participen equipos de más de dos personas.

Menos mal que durante el año no hay más que fútbol y ordinarieces semejantes, porque de lo contrario no sé de dónde iba yo al sacar el tiempo para actualizar el blog cada dos semanas.

9 comentarios:

Nils dijo...

¿te imaginas a ti mismo jugando al balonmano?

Josef dijo...

Te recuerdo que una competición por equipos de esgrima cada conjunto tiene de 3 a 4 tiradores...ejem.

Ángel dijo...

Nils, eso es un deporte por equipos, te pongas como te pongas. Al menos hasta esta mañana.

Josef, ¿cuántos representantes españoles había en la pista? Pues eso, so puntilloso. Mal empezamosss...

chexpirit dijo...

El deporte es una mierda y todo el que lo practica es idiota...

Visto que no funcionó lo de esforzarme para ser estrella del deporte voy a ver si eliminando competencia lo consigo. Tarde o temprano llegará muahahaha.

He vuelto a volver ;) .

Ángel dijo...

Pues si Chexpi vuelve, no me queda más remedio que interrumpir mis vacaciones mañana mismo.

Superflicka dijo...

Es lo que tiene ser fans de deportes minoritarios. Yo a veces ando toda emocionada después de los mundiales de saltos (de equitación), pero me da apuro contarlo por ahí porque me miran raro.

Josef dijo...

Tranquila, peor lo pasan los aficionados al curling :)

PD: Dicen que si en España te apuntas a hacer curling, entras directamente en la selección. ¡Un chollo!

Ángel dijo...

A mí también me gusta ver a los caballicos, pero le tengo cierta manía a la equitación porque es un deporte elegante propio de snobs y yo no lo practico.

El otro día tuve ocasión de conocer a una curlingista. Todo sucedió en un plató de televisión. ¿Os acordáis?

Superflicka dijo...

Pues la equitación tiene su aquél. Hay la variante equitación para snobs, clarostá, pero luego está la variante chicadepuebloquemontaacaballo, que es la que yo practico más.

(¿Curling? ¿Y eso qué é lo que é? ¿Un campeanato de rizo de pelo o algo asín?)