martes, 25 de marzo de 2008

Salieri, de Milos Forman


Vuelvo a ver "Amadeus" y vuelvo a quedarme extasiado. Sin sorpresas. Me fascina la historia de Shaffer, los decorados, las interpretaciones, la música (claro)... pero sobre todo me deja helado la figura de Salieri, desde el suicidio frustrado hasta la absolución final.

Porque "Amadeus" no es una película sobre Mozart, sino sobre Salieri, sobre el talento, el genio y la mediocridad, que se hace carne en Don Antonio.

En "Amadeus", Mozart no es Mozart. Mozart es Amadeus, un pazguato grotesco y aniñado, ofrecido al público por cortesía de la visión enferma de un Salieri hierático, puritano y maldito por la imposibilidad de no reconocer al genio.

Regresaré sobre ella más adelante, cuando esté dispuesto a no ser absuelto por uno de mis compañeros de manicomio.

16 comentarios:

Nils dijo...

Sólo diré una cosa:
Tu pure, o Principessa,
Nella tua fredda stanza
Guardi le stelle
Che tremano d'amore e di speranza.
Ma il mio mistero è chiuso in me,
Il nome mio nessun saprà!, no, no
Sulla tua bocca lo dirò fremente!...

Y ya está. Que el resto lo conoce todo el mundo.

Cvalda dijo...

No he visto la peli, pero el vídeo de Amadeus me fascina. Tomo nota, a ver si tengo la oportunidad de verla pronto :)

Athena dijo...

Me gustó mucho la película cuando la vi a la tierna edad de diez años en el cine. Todavía me acuerdo de cuando un Salieri adolescente se alegra de que su padre se atragante ¡qué sentido del humor más negro! F. Murray Abraham está genial. Ah! También me encanta cuando Mozart compone el Réquiem y se van oyendo los instrumentos por separado y luego juntos; y cómo se inspirta en su suegra para el famoso aria de la Reina de la Noche... Sería interminable!

laura dijo...

Tú deberías ir a Viena, y disfrutar en el Musikverein, el Konzerthaus y la Ópera. Creo que te va mucho el ambientillo señorial y palaciego que se respira allí.

Ángel dijo...

Nils, nessun dorma... hum... Mozart... hum... ¡Papageno!

Cvalda, no pierdas la oportunidad. Ocho oscares como ocho soles, aunque con otra forma, textura y temperatura.

Athena, esa película ha convencido a toda una generación de que Salieri era un malo como Voldemort o Sauron. Pobretico, con lo bien que componía...

Laura, no sé si me conoces demasiado bien o si te lo chivan. O ambas.

david dijo...

Amadeus: Con ese nombre yo esperaba una peli pornoteista.

Ah, qué bonito leerle a alguien eso de "XXX no es una peli sobre YYY, sino sobre ZZZ". Si me diesen un duro por cada vez que yo he dicho eso, ahora tendría un taco de monedas inservibles, y sería tan feliz.

Ángel dijo...

David, y he sido ortodoxo, porque lo que yo en realidad pienso es que "Amadeus" habla realmente de Steven Seagal.

Stepario dijo...

Tu compañero de manicomio no te da la absolución, como esperabas, y te anima a visitar los nueve infiernos de Dante mientras ríes con la mandíbula desencajada.

Qué creativa es la envidia.

taun dijo...

Como dice Laura, seguro que te gustaría Viena.

Yo estuve el año pasado, y de ella solo recuerdo su blancura como un vaso de leche abrillantada y el remilgado personal, que a partir de las 10 de la noche considera indecente, como debe ser, el sonido de un coche encendido.

Sólo digo una cosa dijo...

Ha llegado el momento de volver a verla. Confutatis y tal.

Bito dijo...

Siempre he creído que si había alguien que supo valorar a Mozart fue Salieri, de ahí esa rabia, esa envidia, frustración y celo, porque por mucho que se esforzara, por muchas horas que le dedicara jamás conseguiría alcanzar, aún siendo muy bueno, a quien ha sido tocado por los Dioses.

Buen post, Ángel.

Ángel dijo...

Stepario, has de saber que, tras ciertas experiencias recientes, creo que me han dado la absolución en algún manicomio. Creo que eran japonesas.

Taun, yo he estado ya en Viena y me encanta. Siempre y cuando te refieras, claro, a la panadería que hay a diez minutos de mi casa y que prepara los mejores croissants de toda Murcia.

Solo digo una cosa, pues sí. Maledictis y cual.

Bito, gracias, caballero. De todas formas esa historia Salieri-Mozart está novelada. El pobre Salieri ha pasado a la historia como un ser malo y retorcido, y el pobre hombre tiene unas piezas muy estupendas. Su folía, sin ir más lejos.

Bosco dijo...

Una película mítica, a mi entender injustamente olvidada en las reseñas. Me fascinó también F .Murray Abraham.Impresionante

Juan dijo...

Mis momentos preferidos de Amadeus son cuando memoriza tras escuchar sólo una vez la composición de Salieri (lo que en realidad es la Cavatina de las Bodas de Fígaro), y cuando le dicta ya moribundo el "Confutatis", y se oyen de fondo las melodías separadas de instrumentos y voces.

Momentos sublimes, sí señor.

gyergar dijo...

MMM...ya tengo tema para otra ilustración, gracias por la idea. Por cierto, no sé si es por ser nostálgico o es porque sencillamente esta película es sublime, pero me embobo al comprobar con el mimo y el cuidad que fue escrita, rodada e interpretada.

Ángel dijo...

¿De nada?

¡Hago el bien sin darme cuenta!