lunes, 17 de marzo de 2008

Reflejos móviles

---

Desde que los teléfonos móviles irrumpieron en nuestras vidas, múltiples han sido los efectos y repercusiones a las que no nos queda más remedio que ir acostumbrándonos.

Mi último tic está relacionado con la pérdida de objetos.

¿Que se me pierde el móvil? Automáticamente me llamo desde el fijo a ver dónde suena.

¿Que se me pierde cualquier otra cosa? Automáticamente pienso en llamarme desde el fijo a ver dónde suena.

A ver si me voy acostumbrando ya a que las gafas no suenan. Ni el iPod, ni los marcapáginas, ni los mandos a distancia, ni los subrayadores, ni las tesis doctorales.

22 comentarios:

Antonio Rentero dijo...

Tú lo que tienes es que eres muy llamativo.

Superflicka dijo...

¡A mí también me pasa! Incluso paso verdaderos momentos de angustia intentando recordar el número de mis gafas.

Ángel dijo...

Antonio, yo me calificaría más bien de llamador, el oso que ama el amor.

Superflicka, yo me sé el número de mis gafas, pero no reúne los nueve dígitos correspondientes y la señorita me dice que no existe ningún teléfono con ese número. No entiende que yo busco una gafa.

Luis dijo...

A ver si esta lista te ayuda. Puedes llamar a: los bomberos, la policía, a tu tia la de Murcia, al ascensor, a la guerra, a la insurrección, al timbre y a tu perro... y NO puedes llamar a las mesas, los saxofones, los cepillos de dientes y las contradicciones ....por ejemplo.

Dr. Durden dijo...

Mis gafas comunican. ¿Estarán con las de superflicka?.

Dr. Durden dijo...

...y acabo de llamar al orden y también comunica!.

Nils dijo...

Yo uso de marcapáginas las tarjetas de embarque de los vuelos, así que si las pierdo, cojo otra y au.

Ángel dijo...

Luis, no sé. No lo veo nada claro. Mi perro perdió el móvil anteayer.

Dr. Durden, me extraña que el orden comunique. Últimamente no lo llama nadie.

Nils, cualquier cosa usable como marcapáginas es para mí un marcapáginas. Y lo más gracioso es que tengo un montón de marcapáginas auténticos que no uso.

pablo dijo...

Luego te quejas de las facturas.

Nepomuk dijo...

¿qué tal veinte cordeles con un impedible al final?

parecerás un puesto de chinos pero oye... mira el lado práctico.

Ángel dijo...

Pablo, pero eso es porque mis gafas son movistar.

Nepomuk, acabaría intentando llamar por teléfono a los cordeles.

david dijo...

No hombre no. Para buscar todo eso, hay que buscar en google maps y guiñar un poco los ojillos.

O preguntarle a Google directamente.

Shepperdsen dijo...

¿Perder la tesis doctoral? Mira, por ahí sí que que no, con el estrés que da escribirla.
Yo a veces pierdo los papeles, pero es que soy muy mediterráneo, latino, temperamental y tal.

Ángel dijo...

David, ¿y si me voy alejando poco a poco del monitor podré verlo en tres dimensiones?

Shepperdsen, no es tanto la tesis como los papelitos burocráticos que postceden (¿?) a su redacción. Ya sabes, con las firmas del director, del tutor, del codirector, del director del departamento, del teniente de alcalde, del guardiamarina Hollom, del coadjutor...

Antonio Rentero dijo...

¿Una tesis doctoral sin la rúbrica y el nihil obstat de tu Celador? A dónde vamos a llegar...

Pablo dijo...

Me ha llamado tu tesis. Que dice que se ha ido unos días a Benidorm, que luego te hace una perdida.

Venga, eso.

Nils dijo...

como registres tu tesis y te den de ISBN un numero tal que así 968XXXXXX o así 6XXXXXXXX (sustitúyase X por números del 0 al 9) lo que nos vamos a reír. ^^

Ángel dijo...

Antonio, ¿por qué te crees que estoy esperando al día 31 para presentarla? Prepara el sello para el viernes.

Pablo, no me lo creo. La castigué sin móvil en vacaciones por multiplicar el número de errores y cambiarlos de sitio.

Ángel dijo...

Nils, para eso hay que publicarla y la publicación queda taaaaan taaaaan deliciosamente lejana...

Tamaruca dijo...

Tuve en una ocasión un llavero que pitaba cuando aplaudías.

Créeme, es mejor tu tic.

Más discreto.

Walter Kung Fu dijo...

A mi me pasa algo parecido con el copy&paste.

Ángel dijo...

Tamaruca, ¿tanto aplaudías?

Walter Kung Fu, a mí también, pero menos. Eso sí, sería igualmente útil.