miércoles, 3 de octubre de 2007

Teruel existe más

Escucho unos cuartetos para flauta de Telemann que me acaba de regalar Eduardo. Aún no os he presentado a Eduardo; es un amigo que se caracteriza principalmente por poseer un coche en el que jamás se ha escuchado nada posterior a 1750, salvo un leve acceso de tos en diciembre de 2001.

Telemann me hace caer en la cuenta de que hace varios días que no os cuento esos chascarrillos que tanto regocijo os procuran. Voy a espolvorearos algunos relacionados con el mundo de televisivo, mientras llegan al rabillo de mi ojo izquierdo imágenes sueltas del telediario de Antena 3.

Cada día que pasa me doy más cuenta del ambiguo papel que desempeña Murcia en los telediarios, informativos o incluso noticiosos, llegado el caso. No aparece nombrada más que en la sección de sucesos, esa parte que compone el 99'6% por ciento del tiempo que dura el informativo, incluyendo los deportes y el parte meteorológico, y dejando a salvo el 0'4% de las cortinillas y en los títulos de crédito. Por ahora.

Antes de lo que nos esperemos,

Jefe de Redacción
Pedro Barceló (cuyo hijo menor ha fallecido recientemente por combustión espontánea tras ingerir néctar de piña no homologada)

Presentadora
Josefa O'Donnell (la presunta asesina del batiscafo, sorprendida mientras mantenía relaciones ilícitas con una fotografía de Ramón J. Sender)

En los sucesos deportivos sólo aparecemos cuando el Murcia C.F. sube a primera, acontecimiento que sólo se puede equiparar en regularidad a mis transmigraciones de espíritu.

¿Y el parte meteorológico? Es donde Murcia menos existe. Incluso con los veranos murcianos, en los que la temperatura mínima de cualquier día de agosto bastaría como para caldear todo el año la cosa oeste de Noruega. Es lo mismo. La provincia donde se han alcanzado máximos históricos siempre será Córdoba. O Sevilla. O las dos a la vez.

Incluso los encargados del parte meteorológico, que ahora tienen todos un desparpajo y una chispa que para sí los quisieran cualquier Oompa Loompa, suelen ubicar sus coxis sobre nuestra Región, no sea cosa de que se vea algo.

- ¡Nene! ¿Han dicho qué tiempo va a hacer?
- Pues no sé, mamá, espera, espera... me parece que nubes con sol.

Ahí los pronósticos arriesgan poco. Nubes con sol. Así también pronostico yo. Además fijaos en que ahora hay un simbolito nuevo de nubes con sol y una chispa de lluvia. Les falta uno donde además aparezcan copos de nieve y algún rayo, para acertar seguro.

Menos mal que todavía se mantiene el hermanamiento entre Murcia y la ciudad polaca de Lodz. Si no, a ver quién nos iba a conocer.

11 comentarios:

Superflicka dijo...

Bueno, si es cuestión de quejarse... En España sólo existe Madrid, y lo demás son afueras. Pues no tienen ego ni nada, los provincianos estos...

Superflicka dijo...

Ay por cierto, que siempre me se olvida. De Truffaut tienes que ver El Último Metro, que es mi favorita suya y casi mi favorita de todo el cine francés de todos los tiempos. El final es el mejor final, indiscutiblemente, que ha tenido cualquier película. Pero no leas el texto en la carátula del dvd que te lo destripa. Ya me contarás!

womahn dijo...

Si quieres "El último metro" me lo dices, que la tengo. No me dejó tanta huella como a superflicka. Será cuestión de revisitarla.

Y al tema: yo también me he dado cuenta de que sólo aparecemos en los sucesos. Ya sabes: el de la katana, la parricida de Santomera, etecé, etecé. Y lo del tiempo clama la cielo (nunca mejor dicho): huevos fritos (es decir, nubes y soles) y así no se falla. Que sí, que viva el orgullo de la periferia.

Anónimo dijo...

Pues es verdad, nos tratan muy mal y nos hacen muy poco caso, no es justo. Qué viva la Región de Murcia!

Cvalda dijo...

Muy cierto.Aunque a mi tampoco me gusta que se nos nombre de continuo y que tengamos la fama que tenemos...Nunca llueve a gusto de todos :P

pauletteo'donnell dijo...

Se me antoja -mmmh, antooojooohhh...- totalmente injusto el trato que se le ha hecho en esta alegre disertación al coxis de los presentadores de los informativos de las televisiones de los países. Mi pobre hermana, la Josefi, antes de irse a la cama, se tiene que atar la faja a las trenzas para poder siquiera tumbarse sin gemir por el ardor de píloro indisciplinado. No hacéis más que pensar en vuestros pasteles de carne y vuestra ensalada mientras los coxis de los demás se desmoronan. Plantígrados teníais que ser...

Antonio Rentero dijo...

"El último metro"... me recuerda a esa curiosa anécdota que nos contó a manhn y superwomahn nuestra querida Isa en la puerta del Espacio FA sobre una amiga suya (siempre es "una amiga", pero en este caso suena muy verosímil) q, finalizada su relación con un novio Duracell (de los de larga duración) se dedicó a trajinar cuantos bajos masculinos pudo encontrar... hasta una noche en que un maromo se baja el calzón, saca su aparato y dice "Nena, te CABERÁ tó esto?" (sí, CABERÁ, con E entre B y R).

Ahí dijo la zagala "vale, he tocao fondo"... pos eso, "El último metro".

Y sobre Murcia... bueno, cuando vuelvo de mis ruticas moteras y entro por la carretera pasando al lado del cartel que indica que he llegado al Sacro Imperio Murciano siempre entono el "Murcia, qué hemosa eres, Murcia, son tus mujeres... TU HUERTA NO TIENE IGUAL".

¿Que no nos conocen fuera? Que se jodan, ellos se lo pierden.

womahn dijo...

Querido Antonio: lo primero, gracias por lo de superwomahn ;) Y lo segundo: lo que me he reído recordando la anécdota que contó Isabel. ¡Y viva Murcia, p...! (el que sea de la tierra, sabrá rellenar los huecos, je, je)

Hugo dijo...

No tiene nada que ver pero yo en el cole decía que era de Teruel porque creía que no existía y no quería que nadie supiese que era Peruano.

Antonio Rentero dijo...

Aquella noche teníamos q haber tomado notas, de ahí sale una Academia Murciana de la Lengua, el Pan, el Pijo y las Habas... fijo.

Ángel dijo...

Veo que todo deriva en cine. Dentro de poco tendréis otra entradita cinéfila, porque habemus ciclum.

Ya os contaré, ya.