viernes, 12 de octubre de 2007

La te con la equis, che

Queridos contertulios, hoy no voy a hablaros del efecto dos mil, tal y como suelo hacer habitualmente. Hoy, por ser el día de la hispanidad, vamos a distraernos un poco departiendo sobre empresas en general y franquicias vascas en particular.

Confesad que alguna vez habéis comido en el Lizarrán. Por si no, el Lizarrán es un sitio donde los camareros molan y hay un montón de gente acetxante alrededor de la barra en busca de nuevos pintxos que llevarse a las fauces. Cada pintxo lleva un palillo. Cada palillo pintxa un pintxo. Además, hay carteles supertxulos colgando de las paredes con bromicas y fotos de señores fornidos cortando troncos.

A mí me gusta, como dice Jaimito en el txiste del amoníaco. Hoy he vuelto a ir con cuatro amigos. Y ha llegado el camarero molón: dos botellines de agua, una cocacola, una cerveza con alcohol, otra de las normales, cuatro fuentes de patatas bravas (sí, cuatro) y algún pintxo residual para ir abriendo boca.

Ahora imaginad que sois hombres españoles como Dios manda y que leeis en una pizarra que con cincuenta pintxos adquirís el derecho de propiedad sobre una camiseta negra que pone "I love txistorra". ¿Qué haríais?


Ahí los tenéis. Cincuenta justos. Daba igual que fueran de boquerones con salsa tártara que de sobrasada con paté de deshechos humanos. Claro, cuantos más llevabas más náusea vital sentías, pero más cerca estabas de los cincuenta. Cedían los agujeros del cinturón, pedíamos más bebida para acompañar la ingesta, se nos nublaba la vista, pero somos hombres españoles como Dios manda y teníamos que rendir homenaje a nuestros antepasados. Sobre todo a tantos y tantos que han muerto de indigestión y que la Historia ha relegado a la sima del olvido.

De postre, brownies de chocolate sobre letxo de nata confitada. Total, ya...

Mis padres están cenando. Yo escribo este post en ayunas desde las tres y media y con claros síntomas de congestión cerebral, pero la camiseta es nuestra y eso es algo que ya nadie nos podrá arrebatar.

17 comentarios:

Mayandra de Grecia dijo...

Me arrebata la paz una duda existencial: ¿habrá lutxa para decidir quién de los cinco se pone la camiseta cada uno de los siete días de la semana?

Cvalda dijo...

Jajaja, parece que mereció la pena ;) Yo aún no he ido a un Lizarrán, pero imagino que no me queda mucho...jeje.

Antonio Rentero dijo...

Pabernos matao...

Nils dijo...

¿La camiseta la luce el más guapo? ¿Eres tú?

Ángel dijo...

Mayandra de Grecia, la camiseta se la quedó el más joven, según nuestra tradición.

Cvalda, te aconsejo que vayas. Pero eso sí, no se te ocurra leer los carteles.

Antonio, sabes que tú hubieras hecho lo mismo.

Nils, no a la primera y sí a la segunda.

Pako dijo...

Este post me recuerda ke llevo 3 años yendo a un restaurante chino con Dante y Justiciero_samuel reuniendo punto y mas puntos... Debemos tener ya para una katana!

Ginger dijo...

Por favor Pako, necesito que me digas qué restaurante es.

Para evitar una catástrofe de esta magnitud.

Podéis regalar la katana como premio en el concurso de bailes :^)

Tamaruca dijo...

Se nota que no soy una espanyola como vishnú manda, no me gustan los pintxos ni la txistorra. Las camisetas de propaganda sí, esas me hacen gracieta... Qué cosas...

Antonio Rentero dijo...

Querido Ángel, yo no sólo es que no hubiera hecho lo mismo, es que me habría comido los 50 pinchos yo solico, como un champion, y además hubiera guardado al menos 20 o 30 de los palillos en el bolsillo para que no me los cobraran, y ya en la calle los habría ido dejando cual rastro de miguicas de pan hasta el JágenDas donde, como postre, me habría apretado una copa con media docena de bolicas de helao.

Yo soy así.

Bito dijo...

Y yo me pregunto... ¿de todos quién se la quedó? ¿o daban una para cada uno?.

Nada señor, un poquito de almax y en seguida se le pasa.

Nils dijo...

¿Y por qué no luce la camiseta el más guapo (tú) si es el que le va a sacar mayor partido? ¿Te driscriminan por ser guapo?

Ángel dijo...

Pako, te repito por aquí lo que te he dicho hoy en plena calle: si quieres una katana júntate con varios y cantad al final cumpleaños feliz. Os regalan una, y os ahorráis los puntos para un jarrón que luego queda monísimo en la salita.

Ginger, para el concurso tienen un regalo igualmente oriental, ¿o acaso no has visitado su sección premios?

Tam, a mí la txistorra me da una acidez tremebunda, pero la camiseta era casi tan molona como las que yo me compro. Casi.

Antonio, cuando hagas uno de esos planes me invitas, que además hace ya tiempo que no nos vemos y te tengo que poner la voz del de los retrospecter, que sé que te da gustico. Y ya de paso, te voy a hacer un regalo que te vas a quedar de piedra. No digo más. Más. D'oh!

Bito, se la quedó el que más hizo por animarnos a todos a entrar en coma digestivo.

Nils, sí, me discriminan por ser guapo. Siempre ha sido así. Es el precio que tengo que pagar.

Superflicka dijo...

Dí que sí, que hay que comer, que como me enseñó mi abuela nunca sabes cuando va a llegar una hambruna y lo importante es que a ti te pille bien alimentado (para aguantar más).

¿Y yo que nunca probé la chistorra? ¿Será que no soy una española completa...?

Ángel dijo...

Superflicka, si tienes cabeza, tronco y extremidades es suficiente.

La chistorra es un aditamento secundario no definitorio de la españolidad ciudadana (vítores y aplausos desde el banco azul).

Antonio Rentero dijo...

JAJAJAJAJAJA

Genial lo de "aplausos y vitores desde el banco azul"!!!

Y nada, si ha q invitarte se te invita, que invitarte pa ná es tontería, pero si vienes con regalo... y con imitaciones chanantes pues pa qué más.

Aprovecho para trasladarte la iniciativa que surgió entre AchoPijo y yo, que me meto yo tb en unos embolaos que pa qué las prisas... pues nada, que podíamos juntarnos una tarde o algo gente como tú y yo, el propio AchoPijo, mahn, Imperator (de El Concilio Ibérico, y tb verónico) y algunos otros y organizar una quedada bloguera.

Creo que primero, como somos unos cuantos que tenemos como característica ser amiguetes pre-blog, podemos hacerla en plan restingido, controlado, selecto, vamos, y una tarde nos vamos al Jesuso y le vaciamos la pecera de quinticos, y si acaso usamos eso com gérmen para ir montando un sarao bloguero en condiciones para un mes de estos, ya con aspiraciones multitudinarias y con vistas a salir en los grandes medios de comunicación (La 7, Canal 6, TeleVisión Murciana, Popular TV Murcia y tal).

Dicho queda.

Ángel dijo...

Yo estoy de acuerdo con todas esas propuestas siempre y cuando acabe siendo rico y famoso para repartir mi dinero entre los pobres y los necesitados, siempre y cuando no lo necesite para ningún capricho veleidoso.

Antonio Rentero dijo...

Bueno, esa es la idea, querido...

Yo tengo puesto en el móvil la Marcha Imperial para que me suene a modo de despertador por la mañana y salir de la cama con ganas de dominar la Galaxia, imagínate mis objetivos el resto del día.