domingo, 28 de octubre de 2007

Entrada con guiones sobre viaje confitado

Este fin de semana he estado en una casita rural en la Sierra de Cazorla llamada Casa Gilico. Éramos once, como once eran las varas de la camisa u once los cuatro jinetes del Apocalipsis.

Os tendría que relatar todo en forma de entrada interminable, porque es mi deber como alcalde vuestro que soy, pero voy a resumiros un poco lo que ha venido siendo la estancia en código pop-art:

- El viaje hacia allá estuvo bien. Perdí la cuenta en la curva número ochocientos tres, pero el paisaje era bonito y el Toyota Corolla de José Miguel tiene un detector de lluvia que nos amenizó el viaje con algunos chistes de dudoso gusto.

- La cena consistió en una frugal colación consistente en comida de todos tipos que ingerimos con fruición hasta que notamos que se nos bifurcaban las arterias propias y las venas cavas.

- La temperatura era tan baja como la luná, como la luná, como la luná. Y vestidos al anochecer nos sorprendió el mencionado satélite, cantando tonadillas y zarzuelicas mientras nuestros sistemas inmunitarios sacaban la bandera blanca.

- El sábado amaneció soleado y con malas rachas de aire frío. Pasamos la mañana en Cazorla, y comimos carne de caza junto a un precipicio hasta que nuestros poros comenzaron a rezumar cérvido.

- Por la tarde hicimos senderismo. Intentamos llegar a una antena que había sobre una colina pero nos lo impidió una verja construida por los otros. Jugamos a que éramos los de Perdidos y yo me pedí Sawyer. Al final Jack pisó una hez de vaca.

- Hoy, en Úbeda, la señora que nos ha enseñado la capilla funeraria de El Salvador me ha preguntado por mi posible vocación sacerdotal. El pueblo muy bien, muy limpio, muy curioso, se podía comer sobre él.

- El viaje de vuelta ha cobrado un sesgo intelectual cuando ha surgido el tema de la posible despenalización del aborto con efectos retroactivos.

Luego editaré el post y pondré unas fotos para que veais ilustrado lo que ahora sólo vuestra imaginación apenas atisba.

15 comentarios:

Pel Matí dijo...

Hola, solo escribo para que todos conozcáis mi nombre, grácil, delicioso y gentil en siete letras, un huequico y una tilde.

¡Ay, Gilico, bonico! Ay, Gilico... Gilico bonico, ¡ay!

Paloma san basilio dijo...

Ángel, ¿por qué no me avisaste? habíamos quedado en que me ibas a llamar para compartir fruición y frugalidad en este viaje. No sé qué ha podido pasar... ¿es por mis muslos? si es que sí, dame un toque.

Ginebra dijo...

Em... ¿por qué le preguntó por su vocación sacerdotal? ¿es que la llevaba suelta por la calle, o qué?

Nils dijo...

¿Y pagaste 150 euros por dormir ahí en vez de hacer como machos y acampar en plena sierra, en contacto con la naturaleza, mear en el primer arbusto y bañaros en bolas en el lago? Os estáis volviendo una panda de burgueses pijos...

Ángel dijo...

Pel Matí, tu nombre me parece una ordinariez muy ofensiva y no me extraña que ya hayan protestado tres comunidades chiítas.

Paloma San Basilio, te tengo dicho que no me gusta compartir contigo nada que empiece por "fru", salvo el autocar.

Ginebra, nos tocó una guía un tanto... ¿peculiar? No, la palabra es tontica. Yo lo supe nada más verle el cuello, que era ligeramente afrancesado. Eso me inquietó. Nos trataba a todos de forma muy pedagógica, y para explicarnos que el capellán de El Salvador debe de ser siempre anciano y venerable por indicación expresa de los duques de Medinaceli, ante la escasez de jóvenes vocaciones, dijo: "porque claro, hoy en día casi no hay vocaciones, a ver, por ejemplo, tú (mirándome), ¿tú quieres ser cura?". Y yo respondí que sí resueltamente, respuesta ante la cual ella torció el morro.

Nils, yo iba de invitado, que es algo aún mucho más burgués si cabe. Yo creo que ya casi casi rozo la nobleza. Y además, ¿tú crees que con lo que yo amo a Woody Allen voy a hacer todas esas cosas de machos que dices?

Superflicka dijo...

Dios. Entre la pizza pan, los pintxos y la caza... Vamos, que no me gustaría ser tus arterias, ahora mismo ^^

Antonio Rentero dijo...

La verdad es que tienes cierta pinta de curilla... aprovecha, que lo del Pájaro Espino tiene mucha prédica...

Bosco dijo...

Joder que frio Cazorla.... normal que atascaraís las arterias

Paloma San basilio dijo...

Bueno, al menos no es por los muslos... en realidad, lo sabía -carita de maldad-

Dori dijo...

Bueno, tampoco tienes porqué ser cura exclusivamente, los psicólogos hacen función similar.
Tienes pinta de psicólogo!!!!!!
Y la última vez que estuve en el monte, el domingo por la mañana empecé a entender a los pirómanos.

Cvalda dijo...

Estamos conectados, este fin de semana también estuve en una casa rural...pero con la familia, y en Cenicientos, en la provincia de Madrid. También lo pasé bien, aunque yo no jugué a Perdidos...:P

Sr. M dijo...

me comentan que se hace totalmente necesario un post o entrada sobre la nueva peli de.. ¿como? perdona ¿de quien? ¿¿de Woody Allen dices?? ¿estas tu seguro? ay...

womahn dijo...

Sé que te pediste Sawyer sólo para que, al ponerlo en tu blog, yo contestara. Que ya nos conocemos...

Antonio Rentero dijo...

¿Sawyer? El único que merece la pena ser es Locke!!!

Ángel dijo...

Superflicka, mis arterias no se quejan por ahora, se ve que les gusta la saturación. Son muy suyas.

Antonio, esto... ¿para qué tengo que aprovechar? ^.^

Bosco, no hacía tanto frío como el que me habían previsto. De hecho, las damart thermolactyl se quedaron en valor simbólico.

Paloma, sí.

Dori, es la primera vez que me ven pinta de psicólogo. ¿Existe esa pinta?

Cvalda, me parece que estamos posponiendo demasiado el viaje a Madrid, porque igual tú tienes otro pedacito del mapa con el que me encontraron en la cuna, en la puerta del orfanato.

Sr. M, estoy deseando ir a verla, pero es que el destino me es adverso. De esta semana no pasa.

Womahn y Antonio, cuando queráis os doy el gong y empezáis el round.