lunes, 22 de octubre de 2007

La abeja cadáver


Rondaba yo los ocho años, como siempre hago, y usufructuaba una mansioncita campestre en compañía de mi familia. Recuerdo que llevaba una de esas sandalias que nos ponían a los niños pequeños para no pisar las algas, de esas de plástico que se ajustaban con una hebilla.

Aquel día estaba eufórico, porque quizá porque mi niñez sigue jugando en tu playa, quizá porque ese día había ingerido más azúcares que los permitidos por la legislación entonces vigente, cometí la temeridad de descalzarme. Entonces la vi, en el suelo, muerta, boca arriba, patas arriba y aguijón arriba. Era una abeja normal, no tenía pinta de haber sido gran cosa en vida, y pensé: "ja, ja, ja, qué abeja más muerta, qué pringá".

Debí de pasarlo tan bien en la piscina haciéndole aguadillas a mi hermano (a ver si se decide a comentar a base de provocaciones), que a la salida olvidé a la abeja y caminé ufano hasta ubicar el dedo pulgar de mi pie derecho en el aguijón central de la abeja muerta.

Todavía hoy, los inquilinos afirman oír cada noche la terrorífica risa del cadáver de la única abeja a la que no le hizo falta perder el aguijón para morir y picar en ese orden.

13 comentarios:

Superflicka dijo...

Menuda puntería... Aunque tb, qué maldad la de la abeja, morir con el aguijón tieso hacia arriba. Todo el suceso fue un cúmulo de fatalidades, se ve.

Nils dijo...

eso te pasa por alegrarte de las desgracias ajenas.

Cvalda dijo...

Quizás ella también tuviese un subidón de azucar...:P En cualquier caso estoy de acuerdo con Superflicka, todo fue un cúmulo de fatalidades aquel triste (más bien doloroso) día :S

Dori dijo...

Que pena, que horror, que depresión!!! ¡¡¡pobre abeja!!!
Yo es que entre imaginármela ahí, seguramente agonizando, sin tener cerca ni a sus seres queridos, ni una florecilla y para rematar me colocas la foto de Maya.... :-""""

Tamaruca dijo...

Como diría Nelson, el matón de Los Simpsons...

¡Jaaaa-ja!

Ginger dijo...

Abeja: Eso sí que es morir con las botas puestas.

Abeja y niño Ángel: Eso sí que es tener puntería.

Niño Ángel: Eso sí que es ser idiota.

Ginebra dijo...

Me ha recordado usted esa película de Bogart, "Tener y no tener", donde decían:

"Hay que tener mucho cuidado con las abejas muertas cuando uno las pisa con los pies descalzos. Si las pisas pueden picar tan fuerte como cuando estaban vivas, sobre todo si estaban enfadadas cuando las mataron.

Esqueletor dijo...

Sabes conozco gente que a esas sandalias de plastico y de evilla de metal , las llaman "chanclas de subnormal" y por supuesto se niegan a usarlas. Por cierto las llevabas puestas en el fatídico momento?

Recuerdo accidentes muy parecidos con esas mismas chanclas pero con erizos y en el mar. Aunque sentias el pie protegido siempre habia alguna pua que atravesaba la chancla o entre los huecos.

PD:sera porque tu niñez sigue jugando en la arena

Bito dijo...

Comienza usted a convertirse en mi ídolo.

womahn dijo...

Sólo usted es capaz de contar algo tan simple con tanta gracia. Yo lo hubiera despachado con un "vi una abeja muerta, pasé de ella, me bañé y al salir voy y la piso". Ya sabe que lo mío es el microrrelato, que todo se pega.

Ecolotronco dijo...

Llevo tiempo siguiendo este blog, y hasta aquí hemos llegado. Es usted un insostenible. Esa abeja tenía sus derechos. Pisotear a una muerta. Qué feo está eso

Ángel dijo...

Superflicka, de ahí el refrán: "la abeja y el aguijón, cuanto más lejos mejor".

Nils, pero es que estaba tan ridícula, tan tontorrona, tan letal...

Cvalda, estoy seguro de que a ella le dolió más que a mí, aunque no tenga ni idea de lo que quiero decir con esa frase.

Dori, el día que menos te lo esperes te voy a aguijonear a ti con cualquiera de mis dos espadas o con las dos a la vez y ya verás la pena, el horror y la depresión (música de amenaza).

Tamaruca, como diría Homer en Estados Unidos: D'oh!

Ginger: eso sí que es ser dulce y cariñosa y comprensiva y misericordiosa y. Punto.

Ginebra, ¡¡gracias por recordarme esa peli que me hizo a su vez recordar la anécdota que me hizo a su vez dar un enorme grito hace muchos años!!

Esqueletor, si nos ponemos capullicos empiezo a sacarte faltas de ortografía y a bajarte medios puntos, ¿eh? ¡Ejem!

Bito, y si usted sigue hablándome de usted, la consideración será recíproca.

Womahn, todo se pega, menos la hermosura, el fixo transparente y las tiritas de plástico.

Ecolotronco, ¡más veces me han pisoteado a mí las muertas y no por eso les pico! (¿¿??)

Antonio Rentero dijo...

Los peores aguijones son los que clavan en nuestro corazón los amores que mueren.

(/MODE romanticón-pasteloso-trascendental OFF)