domingo, 6 de noviembre de 2011

Próximas paradas

La vida misma ha hecho que algunos de mis amigos salieran de Murcia, en singular y centrífuga diáspora, a poblar nuevos continentes tales como Madrid, Valencia, Barcelona o incluso Segovia. La vida misma hace estas cosas porque ella es muy así, y no le gusta que las cosas estén quietas mucho tiempo. Un día tendré una charla apacible pero rotunda con la vida misma.

En este punto, quisiera usar este espacio que me cede Google Inc., a modo de acta notarial que diera fe de mis intenciones al respecto. A partir de febrero no tengo asignada docencia. Académicamente hablando, me dedicaré a estudiar, a asistir a congresos y a escribir libros, capítulos de libro, artículos, notas al pie y frases en latín. Extraacadémicamente hablando, además de rediseñar las reglas del quidditch y de salvar a la Humanidad, hago el firme propósito de usar algunos fines de semana para visitaros.

Si de mí dependiera, iría uno por uno. Llegaría a vuestras casas, me descalzaría, llamaría a la puerta, os daría un casto beso en la frente y ejecutaría para vosotros unas graciosas cabriolas y piruetas, tal y como aconseja el Código de Eurico. Sin embargo, al estar mi peculio en un brete, me conformaré con visitar, por lo pronto, Madrid, Valencia y Jaén, donde se concentra el mayor número de amigos, colegas o coleguis por metro cuadrado e incluso, llegado el caso, cúbico. 

Para asegurarme de que me seguís reconociendo pese a los estragos de la edad y a haberme inyectado bótox en los muslos, llevaré un clavel en la solapa. O dos, si hace frío. 

Sea.

6 comentarios:

Pako dijo...

Pobre CHexpi que no vas a verle.

Nils dijo...

Chexpi sigue en Suecia?

Bueno, a lo que iba, que ni se te ocurra venir a Madrid y no dar señales de vida a modo de llamada teléfonica y quedada, ok?

Ángel dijo...

Pako, a Chexpi lo tengo yo disecado en mi lívinrum.

Nils, cuando vaya a Madrid habrá comida suculenta para ti-ensalada escuálida para ti, como en los viejos tiempos. ¡Y avisaremos a ace76!

Ruf dijo...

Me pido primer cuando vengas a Madrid, chulona mía.

Ángel dijo...

Ruf, seguro que al Ministro del Interior no le dices "chulona mía".

Alvaro dijo...

Quedadas orgiásticas, quién pudiese negarse.

Ángel, es usted un infame (de acuerdo al Derecho Romano), me ha hecho investigar casi toda información disponible sobre el Código de Eurico. He pasado una tarde de domingo muy aburrida, enriquecedora, pero aburrida.

Ahora que tiene tiempo, escriba una continuación de El Hobbit, así tenemos parte dos.