viernes, 25 de marzo de 2011

Extracciones olfativas

Mi apartamento se compone de cocina, cuartos de baño, dormitorio, suelo, cielo, huesecillo, tibia y peroné. De cuando en cuando, como todos estos apartamentos, se ensucia. Yo, que soy pulcro y que, al igual que no puedo ver llorar a un niño sin quitarle previamente los caramelos, tampoco puedo vivir en un piso empolvado, compré la semana que viene productos de colores, que son los que sirven para dejarlo todo como los chorros del oro.

La primera vez que fregué el suelo noté cierto olor intenso, como cuando uno entra en la unidad de adolescentes con problemas glandulares y aspira fuerte sus zapatillas de deporte en pleno verano. Un olor que se clavó en todas y cada una de mis pituitarias y que me costó un par de llamadas poder desalojar. Busqué su origen en los armarios, en el cubo de la fregona, en la cómoda Luis XIV... pero nada. Incluso llegué a acercar ambas narinas a mis mocasines, de los que seguía emanando el habitual olor a azahar y miel silvestre.

Cuando esto pasa una vez, es extraño; cuando pasa siempre, es normal, y entonces hay que preguntarle a tu vecina de despacho, que te dice que es por el tipo de suelo, y que el que friega el suelo ya sabe que se expone a unas horas de olor a pie de atleta. Ahora pienso si prefiero eso o tener mi propio sembrado de patatas en casa. Se admiten consejos. Y ambientadores.

10 comentarios:

Ruf dijo...

Te veo en este post reciclando chistes propios y ajenos. Mucho me has cambiado.

Ángel dijo...

Ajenos no. Propios sí, y se llaman autorreferencias.

Ninguno dijo...

Y fregar los suelos con agua tibia sola, sin detergentes? Igual no, sería como regar el sembrado de patatas al que te refieres. No sé, es de dificil solución la problematica olfativa de los hogares. Eso si, si tuvieras la congestión nasal que tengo yo en estos momentos serias inmune a ese problema.

ikakiko dijo...

No sé, podrías abrir la ventana unos minutos tras la fregaza...o utilizar algún producto perfumado...o fregar el techo en vez del suelo...o no fregar en absoluto y pasar una simple mopa.

Alejandra dijo...

Nunca le había visto yo una entrada dedicada a la cosa de la limpieza del hogar. Ay, qué me da a mí que es la primera vez que pilla usted un plumero. A sus años, señor Ángel, está feo.

Ángel dijo...

Ninguno, pues me equivoqué al pedirlo y lo que tengo es una terrible afta en el labio inferior que por ahora no me impide oler nada.

Ika, los productos que paso son todos perfumados, y abrí las ventanas a tope (con los dos grados centígrados de fuera). Al menos ya sé un tipo de suelo que no instalaré jamás (se dice "instalar", ¿no?).

Alejandra, a mis años, señora, estoy guapísimo. A ver qué nos hemos creído.

laura dijo...

Teniendo en cuenta mi vasta experiencia en el fregado de suelos belgas, te aconsejo un chorrito de fregasuelos y otro de lejía con detergente en el cubo de la fregona. Si después de esto tu suelo no huele a azahar y miel silvestre y tus mocasines a pies de atleta, tienes que ir al médico belga a que te recete algo.

Alejandra dijo...

Está guapísimo, sin duda, señor Ángel, y graciosín, tampoco cabe duda. Pero cambie ya de lupa que esa se llevaba hace un siglo.

Anónimo dijo...

Han pasado casi 8 meses ,y yo encuentro este comentario del Sr.Angel recien ahora, me quedo la gran duda de cual fue la solucion ,porque a mi me esta pasando lo mismo x 1º vez despues de años de fregotear,opte x tirar la fregona,mañana comprare una nueva pero juro q la fregona estaba lavada en la lavadora y olia a florecillas del campo.Mocasines no uso, asi q descartado.

Ángel dijo...

Depende, ¿eres el Anónimo de siempre o un Anónimo novedoso?