sábado, 19 de marzo de 2011

El sábado por la mañana

Cansado de los días en mi apartamento, entre libros jurídicos, conexiones de internet intermitentes y limpiezas generales de bajo coste, esta mañana he decidido salir a la calle a ver mundo, a conocer las entrañas de Namur y a cruzar la mirada con algún otro ser humano distinto de mi herpes labial.

Primero he pensado en acercarme a rezar un poco a la catedral, pero su único habitante, el sacristán, más chino que vosotros y yo juntos y muy probablemente seguidor ferviente de la escuela criminalista italiana de Lombroso, Garofalo y Ferri, ha apreciado en mí rasgos de criminalidad latente o manifiesta, y me ha expulsado del templo con una delicadeza, eso sí, francesísima.

Impregnado de una insólita sensación de mercader, me he dirigido al mercadillo callejero de los sábados por la mañana, donde el destino ha tenido a bien que conociera a Silvia, una señora peruana simpatiquísima, con hija, yerno y multitud de familiares; unos belgas, otros no, todos hispanoparlantes. La hospitalidad y el savoir faire -como decimos en Murcia- no se han perdido del todo, y de cuando en cuando aparece gente que te hace perder la falta de fe en la Humanidad.

Después ha pasado lo de siempre: que he comido en un restaurante y el señor de la mesa de enfrente ha confundido su abrigo con el mío, y si me descuido no me habría quedado más remedio que vestir un tres cuartos elegante, aunque ancho de hombros.

Y así vamos.

8 comentarios:

Martes dijo...

¡Aventuras sin fin! Y mira, has ligado con una familia entera. Feliz día del padre.

Juanikilator dijo...

¿Te has destinado a "tenido a bien"? no conozco ese lugar. Tengo que repasar mis apuntes de Conociiento del Medio belga.

Isa dijo...

¡Ala! qué aventurero te veo nene, vas a poder escribir otro libro más además del que tenías "in mente"...

Ángel dijo...

Martes, hasta ahora es mi record. ¿Qué viene después de la familia?

Juanikilator, sí, pero no es destino definitivo. Estoy de interino.

Isa, el libro de Derecho es secundario. Yo estoy aquí para lo que estoy.

laura dijo...

Después de saber que tienes un herpes con vida propia no he podido concentrarme en nada más. En cualquier caso ánimo!

Martes dijo...

Como si no lo supieras: la comunidad de vecinos. Yo sé que tú puedes.

Summer dijo...

A mi también me echaron de una Iglesia, aunque no fue amablemente. En mi caso en Mallorca ¡¡¡que vergüenza!!!

Ángel dijo...

Laura, tienes que esforzarte más. Te voy a poner un N.M.

Martes, tú ve indicándome los pasos hasta la Presidencia del Gobierno.

Summer, ¡pero a ti te echaron con razón!