miércoles, 6 de enero de 2010

Monarquía

Esta entrada es ya tradicional en el blog. Podría crear una plantilla fija e ir cambiando los regalos. Haría la salvedad con los años en los que los Reyes me regalan exactamente lo mismo. Lo pensaré detenidamente, desecharé la idea y escribiré lo que me han traído este año, que es para lo que he venido:

-El año pasado pedí una bata de andar por casa, pero los Reyes opinaron que eso es cosa de ancianos y que era lo único que me faltaba para apolillarme del todo. Este año, más sensatos, han recapacitado.
-Por muchos espacios virtuales de almacenamiento masivo que haya, nada como el tradicional pendrive de 32 GB, el que usaban nuestros abuelos en la época de la Guerra de la Independencia.
-Se acabó eso de ir por ahí con la espada a cuestas, provocando estupor en los viandantes. Ahora, con mi nueva y enorme bolsa de material de esgrima, la gente pensará que por fin he comenzado mis estudios de violoncello.
-Para el verano, nada mejor que dos camisetas hilarantes con las que poder competir con Ruf.
-Para el invierno, una camisa de manga larga que poder combinar con mi nueva bata de andar por casa cuando vaya a comprar el pan o a dar clase.
-Cuando mi madre vio "500 days of Summer", me dijo que le gustaba el estilo del protagonista para mí. Acto seguido, a hurtadillas, se deslizó hasta la tienda de chalecos más próxima y me compró uno que mola mogollón.
-El protocolo académico exige que las puñetas sólo se compren cuando uno comienza a ser profesor de Universidad. Una plaza de asociado no acaba de ser absolutamente docente, pero yo ya luzco puñetas para combinar con el traje académico del año pasado y con la bata de este.
-¿Acabar con los bíceps condolidos después de un concierto por sostener la carpeta de partituras cargadas de negras, blancas y, sobre todo, redondas? ¡Nunca más con el nuevo atril negro fácil de plegar y totalmente inofensivo!
-Por si algún día venís a tomar el aperitivo, dos cuencos con forma de pulmón humano dispuestos a ser rellenados convenientemente de frutos secos, patatas y fruslerías.
-Como no hay Reyes Magos sin autorregalo que se precie, una buena botella de vodka al caramelo.
-La música, a cargo de Bach. Múltiples cantatas, versión Herreweghe.
-Y el libro, en homenaje al profesor López-Sidro: "Trafalgar", de don Benito.

¿A que he sido bueno?

20 comentarios:

Agus Alonso-G. dijo...

Ángel, que no me deja poner tu blog de RSS para que vaya actualizándose en mi blog. Pa mí que la CIA te tiene 'wacheado'.

Ángel dijo...

Jamás oyóse pretexto más pauper. ¡Usa Google Reader!

Alejandra dijo...

Bueno o mentiroso, a partes iguales, supongo.
Por cierto y sin acritud: observo que me ha descolgado usted de sus bitácoras colindantes con lo que a mí me costó subirme a mí. Espero que no sea un castigo divino porque sabrá usted esgrima, pero mi especialidad es el garrote vil.
Un abrazo, no obstante.

María dijo...

Hasta hoy pensaba que Sus Majestades, bajo su condición de Magos, eran imposibles de engañar.
Sin embargo (sinencambio), pocas cosas me harían tanta ilusión como ser invitada a tomar anacardos en un cuenco en forma de pulmón y con un anfitrión en bata.
Se me debe un especial agradecimiento al no haber hecho rimar mi anterior frase, ya que "ilusión", "pulmón" y "anfitrión" me lo habían puesto más que facilón.
Pero me he contenido.

ace76 dijo...

Se ve que sí, que has sido bueno. Pero eso no lo dudábamos... :-)

María dijo...

No me quiero imaginar que nos invitas a tomar el aperitivo y nos apareces en bata de andar por casa a juego con tus camisetas, tu chaleco y tus puñetas, con el usb en un bolsillo, nos pones las cantatas de música ambient, nos colocas los frutos secos en semejantes cuencos mientras a la vez nos enseñas tus bíceps recuperados gracias a tu nuevo atril, al tiempo que yo te miro con desconfianza y me pongo a leer a Pérez Galdós. Menos mal que algo me salva.

Y para no perder tampoco mi puesto de tu secretaria este año: errata en el párrafo de tu madre (ya te vale...)

Ángel dijo...

Alejandra, ya está usted resubida. Fenómenos paranormales. Ya ve usted el blog, que lo tengo jansenista de puro austero.

María, te exijo que, a partir de ahora, escribas siempre rimando. Y no hablo sólo de mi blog.

Ace, ¿no? ¿seguro?

María, el Pérez Galdós es el posavasos para mi chupito de Vodka al caramelo, que fue mi otro regalo de Reyes, que olvidé y que ahora añado a cambio de la errata. Para compensar.

finbarrus dijo...

Yo más bien diría que quien ha sido bueno es el triunvirato regio oriental. No te eches flores y márcate una buena sesión de genuflexiones.

Alejandra dijo...

Pues le aseguro, estimado señor Ángel, que es la primera vez en mi vida que me resuben. Y me hace ilusión, mira por dónde.

Chexpirit dijo...

Si Nils viviera, ya te diría algo sobre para qué demontre te regalaron cuencos a ti, que eso es un regalo apropiado para señora con perricos de esos que van en bolso, y no para un pichiruchi sin cocina. A veces lo echo de menos, a Nils.

Chexpirit dijo...

¡¡¡¡Esto sólo tiene un nombre: ultrajio!!!! (ultraje + plagio). ¡El de arriba no soy yo! Es alquien que se me parece, pero daos cuenta de que además de no tener link en el nombre, tiene un estilo completamente caótico y deslabazado, sin orden ni concierto. No le hagáis caso.

Ángel dijo...

Finbarrus, bien sabes que vivo genuflexo per me.

Alejandra, te esperan más sorpresas que empiezan por re. Por re menor, claro.

Chexpirit, paso a paso. Lo primero son los bolsos, y ya tengo dos. Lo segundo el perrico, y tengo a Diuk, que es largo pero cabe de perfil. Después los cuencos. Por último, la cocina. Y para terminar, el masajeador de pies.

Chexpirit, ¡deja de escribir comentarios por duplicado, ser caótico y deslabazado!

María dijo...

Si lo de deslabazado es para cachondearos de mí, tengo muy mala venganza y me he quedado con vuestras caras. Que lo sepáis.

Ángel dijo...

¡Lo dijo Chexpirit!

Nils dijo...

¿Y cómo que yo no he comentado nada en esta entrada?

Angel dijo...

Basta, Nils. Nos estas volviendo locos a todos.

TortugaBoba dijo...

Los cuencos en forma de pulmón me han impactado. La funda para el violoncelo era necesaria, vital. Y la bata de andar por casa debes de tenerla, es algo básico para el fondo de armario.
Besoooo

TortugaBoba dijo...

Por cierto, no conocía el pendrive ese, tendré que pedirlo el año que viene.

Anónimo dijo...

María, ¿comentario despues de una falta repetida y sin afear la conducta? Los Reyes también han debido de traer cierta condescendencia ortográfica...

DeslaVazado, por favor.

Agus Alonso-G. dijo...

"Jamás oyóse pretexto más pauper. ¡Usa Google Reader!" Que no coño, que no.