lunes, 28 de diciembre de 2009

Touché!

Pero no por espada, ni por sable, ni por florete, ni por florín, sino por la faringitis malévola que tanto se lleva esta temporada. El hecho es que el viernes canté la Misa de Gallo, el sábado di un concierto y el domingo, vulgo ayer, canté una misa con gallos (no sólo míos). Si a eso sumamos que el clima aquí pasa de tropical a mediterráneo y viceversa en lapsus de tiempo imperceptibles para el oído humano, y que después de cada evento litúrgico ha sucedido uno gastronómico en locales ahumados y vociferados a los efectos oportunos, el resultado es inevitable.

Lo cierto es que he aguantado como un campeón, después de un mes de diciembre haciendo slalom entre los virus de padre, de jefe sub uno, de jefe sub dos y de compañeras y compañeros de trabajo. La última bandera ha ido a parar directa a mi faringe, que a estas alturas ya ocupa todo el interior de mi organismo.

Como me han ordenado que me cuide, tomo neobrufenes a tutiplén precedidos de protectores estomacales a mansalva, bebo agua a sorbitos delicadísimos, evito articular sonidos y salgo todos los días a correr diez kilómetros. Y así, con todos esos cuidados, seguro que pasado mañana estoy como una rosa y puedo vociferar el penúltimo concierto navideño.

7 comentarios:

J.A.C. dijo...

Si es una faringoamigdalitis bacteriana, toma Augmentine Plus (2 comprimidos cada 12 horas; en 3 días estás nuevo pero hay que tomarlo 7 días para erradicar todos los bichos), o bien, Azitromicina (el tratamiento dura sólo 3 días).
Cómo no, también está el tratamiento sintomático: toma líquidos en abundancia (agua, naranja exprimida con un poco de miel) y ALGÚN ibuprofeno (tampoco hay que abusar, 1 cada 8 horas ya está más que bien). Incluso puedes alternar entre ibuprofeno y paracetamol si vieses que con un sólo fármaco te quedas corto (tampoco es cuestión de estar agonizando con un torniquete en la garganta).

Por cierto, si no tienes molestias gástricas (previas a este episodio) ni tomas más de 3 ibuprofenos al día, y a la vista de que el tratamiento sintomático no será prolongado, no te hace falta el protector gástrico (no te aporta ningún beneficio, al revés).

Cuida esa faringe, Ángel, que es la primera barrera para los bichos que llegarán a partir de enero, alumnos incluidos.

Feliz navidad y próspero 2010.

Ángel dijo...

Es exactamente lo que estoy tomando, salvo por los antibióticos, que no me hacen falta por ahora. Ibuprofeno cada ocho horitas. Te haré caso y sustituiré el protector por Flumil Forte, con tu permiso. Feliz Navidad, próspero 2010 y... ¿cuánto se debe?

Luis dijo...

Lo que no entiendo es lo de los 10 km al dia..me lo explica?

Superflicka dijo...

Da la impresión de que eres tú muy propenso a faringitis, laringitis, rinitis y otras cositis. Como diría mi abuela: eso es que comes pocas naranjas. Dicho queda.

Ángel dijo...

Luis, yo tampoco lo entiendo, pero eso es lo que me dijo el médico. ¿O fue que no hablara a gritos?

Superflicka, las naranjas se toman en Valencia. Aquí sólo tomamos limón y filetes de carne de reno.

Alejandra dijo...

Que tenga usted un buen 2010.
Saludos.

Ángel dijo...

¡Igualmente! Y ya casi recuperado :-)