martes, 8 de diciembre de 2009

Quinientos días de verano


Acabo de ver "500 days of Summer". Lo de escribir el título en inglés es porque el señor que le pone títulos a las películas ha decidido llamarla "500 días juntos", traducción que hace que la cosa pierda su gracia. En su defensa, diré que esta vez el hombre lo tenía un poco difícil. En su acusación, diré que la podía haber dejado como estaba.

"Esta es una historia de chico conoce a chica, pero más vale que sepáis de entrada... que no es una historia de amor". Eso dice, ni más ni menos, la voz en off que aparece al principio de todas las películas indie del año. Y "500 days of Summer" es la película indie del año. Por tanto:

...si te emocionaste con las peripecias de la desquiciada familia de "Little Miss Sunshine",
...si te moló el desenfadado descaro de "Juno",
...si te lo pasaste pipa en la India con los tres hermanos de "Viaje a Darjeeling"...

...deberías verla. ¿Y si no? Pues también, claro. "500 days of Summer" tiene algo. No sé si serán las interpretaciones, si será el lenguaje narrativo (genial la secuencia del flechazo... y su némesis), si será la música o si será la verosimilitud de la historia que cuenta. Quizá una mezcla de esos factores y de alguno más. Desde luego, ayuda que la trama sea tan creíble. Aquí no hablamos de una niña rellenita que aspira a un título de belleza, ni de una adolescente embarazada con problemas para encontrar familia adoptiva, ni de lo que quiera que sea "Viaje a Darjeeling". Aquí hablamos de una historia de chico conoce chica que, desde luego, no es una historia de amor.

Vedla. Aunque sólo sea por lo familiar que os va a resultar.

12 comentarios:

Antonio Rentero dijo...

Primer!!!

Pa mi que lo que pasa es que nos quedamos alelaos con los ojos de Zooey Deschanel y ya nos quedamos que ni sentimos ni padecemos ni nos damos cuenta de que nos han plagiao lo que nos pasó aquella vez que... con aquella moza que... en fin.

Nils dijo...

no la recomiendo. es un aburrimiento y el único punto de toda la película está en el trailer... Me gusto Little Sunshine y Juno, pero esta... no.

Ángel dijo...

Renter, hablas de aquella moza, en singular. Eres hombre de fortuna.

Nils, yo no vi el trailer. Por tu regla de tres, no debería gustarme.

Paul Spleen dijo...

¡Bien, una entrada sobre traducción!

María dijo...

¡Ídem!

Ángel dijo...

¿Una entrada sobre traducción? ¿Ídem? ¿Eadem? ¿De qué habláis? ¿Por qué conspiráis contra mí?

ace76 dijo...

Es que no es una comedia, Nils! :-)

Es una película de estas bonitas de ver. Recomendable.

Superflicka dijo...

No me gustó Little Miss Sunshine, Juno me encantó y la del tren ésa no la he visto. 500 days of Summer la vería, pero jamás de los jamases en ruso, así que me temo que tendré que esperar a bajármela de internet.

Qué dura es la vida desde el destierro...

Ángel dijo...

Ace, además, el protagonista se parece a Chexpirit. Últimamente Nils se nos está poniendo exigente.

Superflicka, ¿cómo crees que la vi yo? Claro que, por otra parte, también me encuentro desterrado. Caramba.

Bones dijo...

Bueno ya sabes lo que dice Dolina del amor imposible: es el mejor, el quinceaniero, el que reúne todas las virtudes incorruptibles, inmaculadas e inmarcesibls del ideal, voto a My blueberry nights, por lo que opigno que el film si es de amor (con acento en la "i"), solo que unilateral (con acento en la "o"), y vuelvo a Dolina: no hay mejor amor que el que nunca ha sido, los romances que alcanzan a completarse conducen inevitablemente al desengaño o al encono mientras que los que no se completan son siempre flor sin abrir y, como sucede con toda ilusion, cada sombra es una esperanza y cada luz encendida, un desengaño. Todo lo terreno es vulgar. Eppur ahi estamos, terrenos, terrones y enlodados. Si hasta Dios se hizo hombre por que pretendemos nosotros ser mas abstractos, digo yo, mientras me como unos macarrons celestiales de La Duree y me hurgo una lagania?
La narracion de flashforwards y flashbacks desordenados es pectacular.
Otro-si-digo, Zooey Deschanel es una autentica calientap... y solo la redime el haber encarnado a Trillian en la peli de La Guia del Autoestopista Intergalactico y el ser la hermana de Emily Deschanel, la excelsa actriz de Bones, en la vida real.

Ángel dijo...

Desde mi solipsismo intencionado (esa palabra me encanta: "in-ten-cio-na-do"; lástima que siempre vaya acompañada de "solipsismo"), he de confesar que creo en el amor no platónico, en el real, con perdón de Dolina e incluso de Wong Kar Wai, que es mucho mejor y mucho más chino que Dolina pese a haber rodado My Blueberry nights, de Isabel Coixet. Los amores platónicos están bien y se puede vivir de ellos, siempre y cuando uno tenga desconectado el botón rojo de la autodestrucción inminente (y no sea un cínico, que ser cínico no vale y el cinismo mata el amor, que lo dice George Clooney en Crueldad intolerable). En todo lo demás estoy de acuerdo, sobre todo en lo de Deschanel. Discútelo con Chexpirit, que dice que es un personaje estupendo y que la culpa de todo la tiene él, que es un panoli y un gilí.

Bornes dijo...

Claro, por eso lo de quinceaniero, corazones pintados con rotulador rosa y eterna espera de alguien inexistente en remplazo de toda relacion humana y humanoide.

Lo que si, Chexpirit no me parecia tan idealista, lo hacia mas terrenal, terroso diria y hasta embarrado en cuanto par de piernas lo mire de reojo, incluso -y sobre todo- en las de la A de la Tour Eiffel, que las tiene siempre asi, hospitalarias.