lunes, 28 de septiembre de 2009

Nihil novum sub sole

A continuación, un listado de palabras imprescindibles que comienzan por "bran":

-Brandemburgo.
-Brandivino.

Miradlas. De cerca. Aproximad al monitor vuestros globos oculares desprovistos de córnea, yunque y peroné. Ahora alejaos poco a poco, sin fijar la vista en ningún punto concreto. Cuando estéis a tres mil kilómetros de distancia, si todo ha salido bien, observaréis una semejanza entre ellas que va más allá de su relación incestuosa. ¿La veis? ¿Podéis apreciarla?

Nada más. El único motivo que me condujo a escribir este post era precisamente ese: compartir con vosotros, en estos momentos de incertidumbre, cuando la sombra de la sospecha se cierne, amenazadora y anciana aunque bella aún, sobre nuestras hipófisis y apófisis, mis consideraciones humildes, sin pretensiones, desdobladas, patrocinadas y servidas en pequeñas bandejas con decoración que, sin llegar a poder ser calificadas como neohebreas, sí podrían ubicarse en la línea del clasicismo más dieciochesco, decimonoveno y veinteavo.

No hagáis caso al párrafo anterior. Lo único que pretende es llamar la atención. En cuanto se descuide le practicaré una anastomosis y lo llevaré a la sala de postoperatorio, donde será informado de los derechos, deberes y obligaciones que recoge nuestra Carta Magna para estos casos. Este es, por tanto, el párrafo auténtico.

Con afecto no exento de nada en absoluto,
Ángel.

25 comentarios:

Elmetalismo dijo...

Vaya sobrada eh xDDD
Un saludo

NH dijo...

Iba a despacharme con gusto sobre lo neohebreo, pero alguiem me dijo hace mucho que todo lo NEO es hortera y ahora estoy indignado.

Ángel dijo...

Elmetalismo, no se dice "sobrada", se dice "sobrasada".

NH, el prefijo "neo", en Arte, es hortera; el prefijo "neo", en religiones, es "sobrasada".

Admiro incondicionalmente a Miravete dijo...

Mi indignación no acaba ahí. Iba a comer mis cereales con aceite (que no engorda porque es de oliva)cuando leo la marca: All-Bran.
¿Qué me están queriendo decir los elementos? ¿Y por qué me enfrentan a nombres que no comienzan sino que acaban en -bran?

isa dijo...

Ángel Murcia Spain. Llevo un tiempo leyéndote desde el anonimato, pero tras esta última entrada, no puedo más que declararte mi eterno y platónico amor. Al admirador de la región turolense sin embargo, le decomiendo All-Bran Choco. No sólo no comienzan ni terminan en -bran, sino que encima, están mucho más ricos. No tanto como la sobrasada, claro, pero al carecer ésta de -bran o bran-, la apreciación carece de importancia.

Ángel dijo...

Admiro, "All-Bran" iba a ser el primer título de este post, pero resultaba ilógico.

Isa, procuraré estar a la altura, socráticamente hablando.

maría dijo...

Yo sólo manifiesto mi indignación porque la palabra -Brangelina no aparezca en el listado.

Admiro incondicionalmente a Miravete dijo...

Angel: imaginaba que no dirías mi nombre completo pero nunca imaginé que evitaras decirlo con tanta ausencia de nombre completo.

María: HAS HABLADO CON VERDAT!!! ésa es quizás la única palabra comenzada en -Bran que tiene sentido. Es indignante, propongo llenar este blog de All-bran como en esa película de Harrison Ford y los amish, en la que la chica... y el niño... y al final el malo era poli (negro, claro) y le tiraban el contenido de un silo entero de trigo encima y senteraba, el negro. Y la chica se quedaba hamacándose con el rubio, que por otra parte no era otro que el bailarín Aleksander Godunov y en definitiva murió al poco tiempo.

Hummm... (Si yo admirara Teruel, no me sobraría una "a"?)

Buenos días.

isa dijo...

Menudo fallo en mi primera intervención. Ahora voy y me sonrojo.
¡Si Teruel no existe cómo se puede anteponer semejante preposición a su geografía!
No fue una gran noche. Usted no me conoce, pero tampoco suelo andar por ahí "decomendando" alimentos, ni abusando del verbo "carecer". Serían los nervios...

isa dijo...

Ángel, eso no es complicado, tampoco debía ser tan alto (a no ser que te refieras al brasileño, claro).

Ángel dijo...

María, la palabra "brangelina" jamás ha existido y bien que lo sabes.

Incondicionalmente, las aes nuncas están de más en estos tiempos de crisis y de vuelta a los setenta.

Isa, mientras me ames eterna y platónicamente puedes tener todas las faltas de ortografía que quieras, y repetir cuantas palabras desees. Eso sí, cuando dejes de amarme eterna y platónicamente te reprocharé eterna y platónicamente haber usado "debía ser" cuando debería ser "debía de ser".

isa dijo...

Me tienta descubrir en qué consite el reproche platónico, pero no me veo capaz de pagar el precio. Procedo pues a despistar al respetable pidiendo explicaciones sobre ese tal Miravete, pues sospecho que es un ser habitado.

Admiro incondicionalmente a Ben Linus dijo...

Efectivamente, está habitado por John Locke y por media isla. Incluso por el gordito ése de los pechos gordos y turgentes. De ahí tanta arrrmirassión.

Marcela dijo...

Hola, Ángel. Esta nueva enamorada es un peligro. Encima está picada por algo. Tras declararte su "eterno y platónico amor" sigue, sin coherencia, con un mensaje al "admirador de la región turolense" que comienza con un absurdo "sin embargo". ¿Falta de cohesión solamente? Ay, Angelito, no dejes para el ordenador lo que puede cultivarse en la piel: el afecto sincero.

Marcela de nuevo dijo...

Cómo estará la cosa, que hasta por un momento me ha venido la sospecha de que Isa es Ángel escribiéndose a sí mismo, o sobre sí mismo. Aléjate de ti. Los amigos, los que están cerca, prefieren la humanidad, la debilidad, el desacierto incluso. Esto genera espacios donde habitar de verdad. Un día puedes incluso pedir, como los niños. También estaremos allí (los amigos digo). Hasta próximo encuentro. PD: me gustan tus textos, Angel, realmente se disfrutan. Pero ¿el blog? Su razón de ser es este anexo, que se convierte al fin en central, este lugar donde existe Isa, por ejemplo. O yo. Innecesario. Tú no lo necesitas.

Ángel dijo...

Isa, ese tal Miravete no sólo está inanimado, sino que está, diríamos, platónicamente habitado. Naturalmente, eso no significa nada en absoluto. Por eso he puesto "diríamos", en pretérito anterior.

a, no son pechos gorditos y turgentes, sino codos pectorales. Por eso los ves tan turgentes. Y tiene nombre: se llama Vincent.

Marcela, ahora tendré que considerar muy seriamente la idea que me rondaba la cabeza acerca de crear ocho compartimentos únicamente para comentarios platónicos.

Marcela dijo...

Glup, no lo entendí. Bue, ya me lo cuentas bien.
PD: llegué al blog y al texto de Bran buscando leer alguna referencia, un consuelo casi ese día 29. Un beso.

Admiro incondicionalmente a Marcela dijo...

Marcelle, aquí mas que consuelo nos encontraras en medio de practicas sexuales no siempre confesables. Incluso tampoco inconfesables... Guise.

Ana dijo...

No es 'Brandemburgo', es 'Brandeburgo'. Y... tengo una propuesta para tu lista :

[redoble de tambor...]


¡brandilocuente!



*bows*

=D

Ángel dijo...

Tampoco se dice "Brandivino", sino "Brandigamo", y yo no te he dicho nada. ¡Aprende de mí!

isa dijo...

Aunque yo no sea tú, ni sepa a ciencia cierta cuantos "tús" estoy viendo en este juego de espejos (hasta Groucho se hubiera perdido ya a estas alturas), te diré varias cosas para que luego te entretengas en corregir mi gramática sin perder mi amor (lo cual dice mucho de ambos, todo bueno). Primera: al menos coincidimos en la admiración por Ben Linus. Segunda: Brandivino y Brandigamo son cosas distintas, pero son. Las dos.

Marcela, ¿cómo puede sorprenderte más el "sin embargo" que el "decomiendo"?
En cuanto a las dudas sobre mi existencia y/o necesidad, mi opinión es que soy necesaria. Para mi al menos, muchísimo, y aún diría más, como Hernández o Fernández. En cuanto a mi existencia, se equilibra la balanza. Yo dudaba de la de Ángel...

Ojalá fuera la falta de cohesión mi peor defecto. Hoy por ejemplo no he dormido mucho. No dormir, ese sí es un defecto del que avergonzarse en el que suelo incurrir últimamente. Con lo que se priva el ser humano de meter la pata en esos momentos.

Ángel dijo...

Isa, este blog es una suma de despropósitos. Yo sólo soy yo, el Ángel que conociste en 1847 y que te hacía reír con sus cuchufletas en aquellas tediosas tardes de domingo durante la Guerra de la Independencia. El resto son comentaristas, más o menos conocidos, a los que jamás borro comentarios por el momento, lo cual me comporta innumerables e innombrables beneficios de índole material. Acabo de ver que me has enlazado desde tu blog, pero a su vez constato que escribes esporádicamente, es decir, por esporas (compuestas de metaloide y terrazo, sobre todo). ¿Qué hacemos llegados a este punto?

isa dijo...

Pues mira que me alegro, porque también yo soy sólo yo. La que te cantaba el "Wouldn't It Be Loverly" mientras retabas en duelo con florete a un afrancesado despistadillo que comía quesitos. Y no te conocí, que te reconocí, por eso te enlacé a pesar de descubrir casi inmediatamente que no eras quién yo pensaba. Y es que hay dos cosas por las que siento gran debilidad: los despropósitos surrealistas y las gaitas escocesas.
Veo dos opciones, mi querida oruga canora (hay siempre muchas más, pero soy algo corta de vista), y ninguna de ellas es hervirte durante el tiempo en que tardas en cantar el Nessun Dorma. O nos convertimos en personajes de Jane Austen, o cogemos mis platónicos platos y nos vamos con nuestras músicas a otra parte. Públicamente hago mi primer movimiento. Peón a D4.

ace76 dijo...

Lo más imprescindible de Brandemburgo son sus conciertos!

Anónimo dijo...

Te leo desde hace tiempo,con retraso pero lo hago.Si alguien hiciera un electrocardiograma de tus mensajes el diagnostico diria algo asi como que tienes la tension descompensada. Hace 21 siglos la fuerza de Cristo y de muchos cristianos cambiaron el mundo, demasiado paganismo en tus comentarios, de un lado, de otro…fiel reflejo de la deprimente sociedad actual.

Relacionar en un mismo texto hipófisis, apófisis, anastomosis, clasicismo y Carta Magna dan fé de ello.

Tomalo con humor porque no das para mucho mas.