domingo, 2 de noviembre de 2008

Etnia de hiato

---

Chinos y turcos. Turcos y chinos. Además de gentilicios y de palabras llanas son dos tipos de restaurantes étnicos subvencionados por la patronal de empresas de ácidos estomacales.

Ya conté mi primera pasión turca. Hoy me gustaría hablaros de la segunda, cuando ayer la Coalición de Novias de Amigos (CNA) acabó conmigo en un turco de comida rápida con goteras en el techo. Lo de "acabó conmigo" es naturalmente polisémico.

Seré breve. Una miembra de la CNA pidió un rollo mixto sin cebolla con nombre de Uruk-hai o de balda IKEA (¿budhün?). La secundé, pues es chica de finísimos gustos, la pureza está en la mezcla y la ausencia de cebolla siempre es garantía de casi todo.

Y llegaron los esperados rollos (esperados tres cuartos de hora, que lo de comida rápida es una de las ironías gastronómicas más crueles).

Y ella aseveró que los nuestros no eran los dos rollos livianos y accesibles para cualquier estómago humano de la bandeja 1, sino los enormes rollos rebosantes de salsa roja "Extracto de Satán" que burbujeaban en la bandeja 2.

Y yo la creí.

Y hoy pienso que moriré digiriendo, que es como mueren los que tropiezan por segunda vez con piedras, rollos y novias.

30 comentarios:

juanpaulus dijo...

Cómo pruebas esas cosas Ángel?, quién te pone una pipa en la nuca como en Operación Swordfish? Te creía un gourmet, has hecho llorar al niño jesús :-(

Anónimo dijo...

Queremos foto el manjar.

maría

Anónimo dijo...

"del", quería decir, por supuesto.

Nils dijo...

ya puestos, por qué no te guiste después a un hindú a comer curry hasta cansarte?

chexpirit dijo...

Estos otomanos tienen buena mano.

Ángel dijo...

JP, las probé por probar.

María, omitir una "d"... tú... con lo que has sido...

Nils, me fui al Häagen Dazs a tomar helado de almax con topping de aerored.

Chexpi, no puedes parar de crear.

Josef dijo...

Siempre fuiste un sibarita, Angel.

Anónimo dijo...

Es que integrarse en ciertas OONNGG tiene sus riesgos. Además ¿a quién se le ocurre pedirlo sin cebolla?

Anónimo dijo...

Rencoroso...

maría

juanpaulus dijo...

Quizás hizo bien y puso su paladar en peligro.

Ángel dijo...

Josef, yo era el que tenía que haber estudiado florete.

Anónimo, dio igual, porque a lo que comí no le hacía falta la cebolla para causar todos los efectos de la cebolla.

María, sí ^.^

JP, ¿quién? ¿él?

juanpaulus dijo...

Te hablo de usted ;-), como si ya fueras un viejo.

taun dijo...

Me pregunto que habría en la bandeja numero 3, de existir semejante, debido al incremento exponencial de atributos otománicos.

Dr.Helios dijo...

Que ironía!!!, pero la falta de cebolla es para ponerse a llorar. Me ha decepcionado..."Gourmetisticamente" hablando!!!

Ángel dijo...

JP, me hablas de usted, como prueba tu último comentario.

Taun, probablemente un alfanje.

Dr. Helios, lo compensaré yendo esta semana a cenar al Burger.

Superflicka dijo...

Yo por sistema no como carne que esté pinchada en un palo dando vueltas. Deberías seguir mi ejemplo.

peibol dijo...

Las mujeres son crueles... XD

Ángel dijo...

Superflicka, ¿ni siquiera brochetas de sana y vitaminada pechuga de pollo?

Peibol, y las de los demás, más aún.

juanpaulus dijo...

¿Has visto qué comentarios estoy dejando en http://blogpjteruel.blogspot.com/?

qué te parece, herr doctor, cuidado que puedes atragantarte.

ace76 dijo...

La próxima vez mira las fotos de los platos antes de fiarte de supuestas sibaritas... Hay que aprender a diferenciar Kebab, Durum y Lamakhun.

Ángel dijo...

JP, me parece que aún les sobra algo de ejercicio onanista de erudición, pero todos hemos pasado por esa fase.

Ace76, me dieron Lamakhun por Durum. Pero conste que no había fotos. Estaba todo muy bien orquestado.

juanpaulus dijo...

"ejercicio onanista de erudición"? si más claro no puedo ser jajaja, cómo te gustaría dejarme en ridículo ehh, lo llevas intentandolo desde aquella primera clase, pero no lo consigues, es como si algo te lo impidiera, quizás mi carisma, quizás el hambre por comer cosas exóticas, quién sabe...

Lucía dijo...

Con un buen estómago a prueba de bombas esas cosas no pasan... cenar picante (o muy picante) es una de las cosas que mejor le sienta al organismo...


Al menos esta vez no has nombrado nada de seres vivientes afincados en vasos de agua ni patatas ajenas en kebaps propios...
Y la próxima...?

Lucía dijo...

Recuperé mi contraseña!

Ángel dijo...

JP, es cierto, me descentra el ansia por comer cosas exóticas.

Lucía, no habrá próxima vez mientras no vuelva a cenar en un turco.

Lucía dijo...

Ju nous, querido Angel, ju nous...

El hombre es el único animal que tropieza 3 veces con el mismo kebap

Superflicka dijo...

Si gira, no. Es una regla fácil de seguir y fácil de recordar. Mínimo ocho giros seguidos, claro, que un giro así sin querer no cuenta.

Ángel dijo...

Lucía, hum... kebap... orrgohghhhh...

Superflicka, yo a cada brocheta le doy ocho vueltas seguidas e intencionadas.

Finbarrus dijo...

Cuando te dejes caer por la Baetica te llevaré a conocer diferentes antros que pondrán a prueba tu capacidad de digerir metales pesados y otros ingredientes tóxicos.

Ángel dijo...

Ese día no hace más que aproximarse. Lo que no sabemos es a dónde se aproxima.