miércoles, 26 de noviembre de 2008

Ópera

---

Mi buen amigo Antimo, dispuesto como siempre a rellenar mis escasas lagunas vitales, me regaló en septiembre un doble cedé operístico: "I Pagliacci" y "Cavalleria Rusticana". Si no os suenan pero sois aficionados al cine negro, las identificaréis porque están presentes en "Los intocables de Elliot Ness" y "El Padrino III", respectivamente.

Entre eso y que ayer finalizó con la proyección de "Il Trovatore" el taller-seminario sobre ópera romántica que he coordinado para el Museo de Bellas Artes, puede decirse que llevo un mes de lo más belcantista. Y que igual que en octubre aprendí que no todos los hiphopenses son negros y malotes, ahora sé que no todos los aficionados a la ópera son negros y rancios.

Con tres óperas románticas aún no puedo opinar con conocimiento de causa, así que me reservaré la opinión para cuando lleve, al menos, toda la producción operística decimonónica.

En diciembre toca gregoriano. A ver de qué prejuicios me deshago para entonces.

20 comentarios:

ace76 dijo...

Yo pensaba que en diciembre lo que tocaba eran Villancicos y Motetes...

Gesualdo dijo...

Aunque yo sea mas bien barroco de gustos, e incluso de prosa, la opera decimonónica italiana es cosa de lo más asimilable, quiero decir que a no ser que seas un tarugo, que hay mucho suelto, pero seguro que no es tu caso, suele gustar. Otra cosa debe ser tragarse entero un Wagner de esos que duran mil horas, yo creo que para eso hay que ser persona de carácter.

Respecto al Gregoriano si mola, aunque a mi lo que mas curiosidad me provoca y que me parece que se graba y escucha bastante menos no es el gregoriano sino lo que vino después, que supongo que es lo que se denomina "ars antiqua". Esa polifonía medieval absolutamente ininteligible, en la que a veces distintas voces cantan distintos textos incluso en distintos idiomas, pero que sinembargo desde el punto de vista sonoro me atrae bastante.

¡Vaya rollo de comentario me ha salido! y encima no tengo ni puta idea de lo que hablo.

Ángel dijo...

Ace, ¿motetes? ¿dónde has oído esa palabra nefasta?

Gesualdo, yo paso de lo poco que sé de gregoriano directamente al Renacimiento, y de ahí al Barroco, y de ahí a picotear clasicismo, romanticismo y... y... lo que venga después. Eso sí, algunos motetes isorrítmicos de Dufay tienen su gracia. Y siento no saber demasiado sobre Perotin, Machaut y compañía. Musicalmente hablando, soy una isla de Renacimiento y Barroco en un mar de estilos.

Gesualdo dijo...

No te creas que yo de Perotin y el resto de la "compaña" de Notre Dame tengo mucha idea, poco más que unos cuantos discos conseguidos por procedimientos "non sanctos", con lo cual me falta el librillo y no me entero de la misa la media. Solo que cuando casualmente escuho algo siempre pienso "está bien esto, debería comprar algun disco como Dios manda, con su librito, para enterarme por lo menos de que va la historia"

José Miguel dijo...

El otro día yo me zampé el Tristán enteretico. De una sentada. Y he de reconocer que me gustó. En cuanto a Perotin, no se preocupen: en realidad no existe. Son los padres.

ace76 dijo...

Huy, también me sé la palabra "melisma", :-D

Ángel dijo...

Gesualdo, ¿y no cabe la posibilidad de bajarse los libritos por medios non sanctos?

José Miguel, ¿eres consciente de que este blogs lo leen sobre todo niños? Ojo con lo de Perotin...

Ace76, subraye melisma y compártala con sus compañeros.

Paul Spleen dijo...

A mí me sacáis de Puccini… Ahora bien, si me habláis de talleres-seminarios, tampoco mucho.

Anónimo dijo...

Yo las operas me las conozco todas, desde el siglo III en adelante, que para eso soy negro. Sólo me falta una y, ya ves tú, con lo familiero que es uno, no doy con ella; no la encuentro. Se llama Prima, pero ya te digo, no hay manera.

Anónimo dijo...

jo que si me acuerdo... Sacaba el compás, y dibujaba el cero despacito, despacito...

La verdad que esos ceros como bien dices se convirtieron con otros profes en dos ceros, uno encima de otro,y a posteriori en mi gran ayuda para trabajar y """"ganar dinero"" comprarme un """coche""" etc..., te deseo toda la ""suerte""

Ángel dijo...

Paul, tranquilo, no te sacaremos de Puccini. Con el frío que hace...

Anónimo, yo puedo ayudarte en tu labor. A ver, ¿has mirado en la ferretería de la esquina?

Anónimo 2, cualquier diría que te has licenciado por la Universidad de Comillas...

Anónimo dijo...

has acertado, vengo de la misma universidad que tu impartistes clases, la de los ceros con comillas

Gesualdo dijo...

Bueno, bueno, esto en mis tiempos se llamaba peloteo.

juanpaulus dijo...

Sobre todo eso Gesualdo, sobre todo eso... :-)

maría dijo...

Dejo de destrozar el Menuet número 5 del Album de Ana Magdalena del señor J.S.Bach para relajarme leyendo tu página, y me encuentro con esto.

Si no me termina de salir el moderato cantabile o tengo pesadillas con negros, mafiosos o cualquier palabra italiana, que sepas que te echaré la culpa.

Ángel dijo...

Creo que aún conservo por ahí algunos exámenes... Si quieres les echamos un vistazo público, juix juix juix.

María, no sabía que fuera usted una virtuosa del clave, clavecín, clavicordio o clavicémbalo.

Superflicka dijo...

¡Sí! Poco a poco te estás haciendo romántico... Porque empiezas con Verdi, pero luego sigues con Puccini, te empieza a gustar lo oriental y acabas emocionándote mientras paseas por el Jardín Botánico porque la naturaleza es taaan bonita. ¡Ya está bien de tanto intelectualismo barroco! ¡El romanticismo rules!

maría dijo...

Lo cierto es que se me da mejor la trikititxa, pero me han dicho que es incompatible con Bach.

Ángel dijo...

Superflicka, nunca he dicho lo contrario. Quien oiga el "Du bist die Ruh" de Schubert y no se conmueva no tiene corazón ni páncreas.

María, no sabe lo que dice. Los Conciertos de Brandemburgo, en su origen, se compusieron pensando en la trikititxa. Cuánto daño han hecho las interpretaciones románticas...

Marvel Girl dijo...

Mme. Butterfly es mucha madamme, oiga. Cuando la vi en vivo y en directo se me quitaron las tonterías. Y la que cantaba no estaba gorda.