viernes, 24 de agosto de 2007

Más cucarachas

Cuando hace unos minutos, al salir a la terraza a refrescarme la tez, me he encontrado cara a antenas con una cucaracha grande, roja y de modales exquisitos, he saltado presto y audaz al armario de los productos químicos en busca del Cucal que habría de darle muerte una vez nacida, crecida y reproducida, tal y como la he intuido.

La siguiente imagen ha comparecido ante mis ojos:


En resumen y para no quitaros demasiado tiempo:

- Tres insecticidas que provocan a las cucarachas, en el mejor de los casos, escozor de axila.
- Un limpiamoquetas.
- Tres tipos de quitamanchas diferentes.
- Producto limpiador de hornos.
- Abrillantador para el suelo.
- Suavizante para ropa.
- Norit.

La pena ha sido que después de cinco minutos intentando dar en vano con el Cucal del que carezco, la cucharacha se ha largado por patas. Matarla no la hubiera matado, pero con una buena combinación de todos mis productos, la hubiera dejado bellísima.

9 comentarios:

Ginger dijo...

Debías haber atrapado a esa cucaracha. Ahora están de moda. Se llevan vivas sobre la solapa de la americana. Son lo último en Hollywood. Cuanto más grandes, mejor.

Ángel dijo...

Se lo propuse, pero era una cucaracha clásica de las de películas en blanco y negro, dominó a las seis en el casino y nostalgia por el antiguo régimen.

Con cucarachas así no se puede negociar.

Betelgeuse dijo...

Querer mejorar la existencia de la errante cucaracha que se cruzó en tu camino haciéndole un crepado harto estilizado y abrillantando su monísimo dermatoesqueleto es algo que te honra y dignifica.

Propongo a este blog y a la persona que lo perpetra como candidatos favoritos al próximo Oscar, cualquiera que sea la categoría.

womahn dijo...

Como ya comenté con Antonio Rentero, estamos siendo invadidos por estas cucarachas americanas, a las que no creo que el Cucal les haga nada. Y encima vuelan las muy asquerosas. A mí sólo me gustan en "El cuchitril de Joe". De paso reivindico la curiana de toda la vida, vestida de negro como debe ser.

Paco dijo...

Muy en contra de lo que piensa womahn, un servidor prefiere, con mucho las cucarachas americanas. Primero, por ser americanas (son más liberales, seguro, o sea).
Y segundo, desde el punto de vista de la pura cantidad, de la promesa de proteína contenida en cada bicho, me reconocerán ustedes que no hay color: las cucarachas americanas son de ración. Es más, Ángel, querido, no deberías dejarlas pasar así como así ahora que estás solo en casa. Si tropiezas con tus prejuicios, aplícate el cuento que me aplicaba a mí mi santa madre: piensa en el hambre que hay en el mundo.
Pruébalas frititas en aceite muy caliente, al buñuelo, crujientitas, sugiero.

Ángel dijo...

Betelgeuse: ¿candidato? ¿y por qué no ahorrarnos ese trámite engorroso?

Womahn: lo suyo con el negro no tiene nombre.

Paco: cuando era crío y mi madre usaba conmigo ese argumento normalmente en referencia a las lentejas y a los negritos del Congo, yo, en mi inocencia, siempre le espetaba: "pues no sé, que se las manden". ¿O no?

Antonio Rentero dijo...

En efecto, querida womahn, se hace necesario la reivindicación de nuestra curiana de toda la vida, que no sé pq diantres no puede ser objeto de un plan de protección de especies en vías de extinción... ¿donde están los de Adena y Greenpeace cuando los necesitas? ¿no se va a encadenar nadie a un desagüe?

Además, Paco, permiteme que te saque de tu error. Estas cucarachas indianas que nos llegan de nuestras antiguas osesiones de ultramar no son en absoluto liberales, pues no proceden de la civilizada norteamérica sino de la rencorosa sudamérica. Rencorosa con nuestros descubridores, que sacaron a dichas cucarachas de su idolatría inculcándoles la fe verdadera en el único Dios y librándoles del peso codicioso de su oro a cambio de unos nunca suficientemente bien poderados cristalicos de colores, tan necesarios y útiles en la vida moderna, y si no mirad las vidrieras de las catedrales.

Nada, nada, estas cucarachas andinas, aztecas y pamperas no son nada liberales, más bien resultan, y mira que no hay más que mirar su aspecto, un hatajo de rojas peligrosas.

Al dijo...

Dios, me llevo sin dejar de reír cinco minutos xDDD He llegado aquí desde el blog de lorza y parecéis todos una comunidad de pirados xD Genial. No volveré a criticar los blogs personales en los que la gente dice "Hoy he comido queso y eso".

Si es que es lo que yo digo siempre: el humor, el humor sagrado que todo lo santifica. Eso es lo que nos hace falta.

Salud.

Ángel dijo...

Al, puede que te guste una entrada sobre la gente que escribe "hoy he comido queso y eso".