domingo, 9 de enero de 2011

Ensayando

Higinio Marín es un señor que, gracias a frecuentar mi amistad y a seguir mis sabios consejos, ha llegado a ser una referencia en el pensamiento de Occidente y de la parte septentrional de Oriente. Pre-textos acaba de publicarle su quinto ensayo, que lleva por título Teoría de la cordura. Yo sigo pensando que Lo malo de la guerra es que hace pum habría sido un título mucho más acertado, pero mi propuesta no halló demasiada acogida.

El asunto es que a finales de este mes se presenta el libro en la Biblioteca Regional, y he sido designado para formar parte, junto con el Profesor Hernández, el profesor Centeno y el Profesor Teruel, de la terna encargada de hacer los honores. Estoy releyendo con auténtico deleite las páginas del ensayito, por segunda vez y por orden cronológico.

No será difícil trazar una simpática semblanza de pintoresco tono localista sobre la Teoría de la cordura, sobre todo porque la mayoría de ideas que recoge son mías. Si no tenéis lectura estacional, quede ahí mi recomendación. Y si no tenéis nada que hacer el día 11 de febrero, venid a la Biblioteca. Aunque sólo sea por el placer que siempre supone aplaudirme.

13 comentarios:

José Miguel dijo...

¿El 26 de enero? Estaré en Venecia. Tendré que elegir entre visitar la tumba de Monteverdi o adelantar mi vuelo para llegar a la presentación...Déjame pensarlo y te digo algo.

Ángel dijo...

Aaaale, ya te he cambiado el día. Estarás contento.

Dori dijo...

Veneeeeeeeeeecia.

Ninguno dijo...

Hola Ángel, estoy exultante de haber encontrado un lugar tan distendido y tan dicharachero en el que centrar mi atención. Me apresurto a concertar su seguimiento esperando que me sea tan grato como el inicial conocimiento que acabo de tener. Vaya por delante mi saludo.

Ninguno dijo...

Una preguntita: ¿podria tomar el contenido de tu entrada sobre tu obtención del el carnet de conducir (me ha entusiasmado) para insertarlo en el mio como botón de muestra de este ciberespacio a las distinguidas visitas de mi blog?

Ángel dijo...

Dori, si vienes a pronunciar nombres de ciudades italianas con acento terrorífico, trae al menos una sábana.

Ninguno, casi se me atraganta la mandarina sin huesos que me estoy trajinando, con tanto halago. Puedes disponer de mi entrada libremente. Luego yo iré a tu blog y diré que jamás te di permiso, para acto seguido denunciarte ante la Audiencia Nacional.

filomela dijo...

Vaya por delante, que aunque tiene usted razón en la propuesta del título, no siempre se gana. Otros si le han hecho caso en sus propuestas y le citan, como el Sr. Giménez.
El 11 de febrero me viene mal, mantenganos informados, se lo ruego

lacolibrii dijo...

El 11 de febrero? me viene de perlas,no podías haber elegido mejor el día.Yo precisamente vuelvo de Venecia el 10(ésto último es mentira pero no importa)
Bueno,pues nada,allí estaré desde las 6 de la mañana que, como no has puesto la hora,lo mismo me lo pierdo.

Alvaro dijo...

Dori, imagínate: tú, yo, una góndola, un canal de Venecia, nosotros amándonos al son de una melodía del gondolero.

Ángel, estaré con Dori en Venecia, lamento no poder asistir.

Buscaré el libro, por alguna extraña razón me ha llamado la atención.

ace76 dijo...

Y te aplaudiré desde la distancia. Y "Lo malo de la guerra es que hace pum" hubiera sido mucho mejor título, claro que sí.

Dori dijo...

TENTADOR!!!

Isis dijo...

Increíbleperocierto.

Seguía este blog hace muucho tiempo. Vivía lejos de Murcia y este blog me hacía sentirla cerca por la procedencia del autor. El ser humano es terriblemente estúpido, ¡y curioso!

Se rompió el pc y con él se fueron los marcadores, favoritos y demás, entre los que estaba este blog. Por una búsqueda en google sobre Ficciones 8el videoclub) he vuelto a él, y ahora soy un poco más feliz.

Recemos por la salud de mi ordenador. Un saludo.

Ángel dijo...

Filomela, dime la fecha que te viene bien y así puedo mantener el día 11 tal y como está.

Lacolibrii, pero esta vez identifícate, no como en el gourmet. Levántate desde el público y di: "¡yo soy ella!"

Álvaro, si no vienes, no hay presentación. Así te lo digo.

Ace, tenía otros en la recámara, pero eran un tanto obscenos.

Dori, ¿yo?

Isis, obra como te voy a indicar: cómprate un filtro parental para el ordenador, de tal forma que sólo puedas entrar a mi blog, y a ningún sitio más. ¡Así no volverás a perderte!