jueves, 10 de junio de 2010

Murcia, Japón, Suecia

Ayer celebramos el día de la Constitución murciana de 1982, de la murciandad, del morcón, de la alpargata y del orgullo huertano. En épocas de bonanza económica proyectábamos en riguroso directo, para toda la península, para todas las zonas insulares e incluso para las ciudades autónomas, la Gala "Murcia, qué hermosa eres", a veces presentada por Ramón García, otras no, pero siempre ingeniosa y finísima. Ahora, en momentos de carestía, conmemoro el aniversario de la firma de mi estatuto alquilando dos películas.

La primera, cronológicamente hablando, "Rashōmon", de Kurosawa. Lo que diré a partir de ahora, ya os voy avisando, provocará el desprecio y la crítica atroz de todos mis amigos cinéfilos y de algún otro que aprovechará la situación para despreciarme y criticarme atrozmente: no me gustó. Es más, me aburrió. A la hora de la siesta, en un día ajetreado de un mes ajetreado, el cuerpo me pedía más marcha que la que ofrece una hora y media de japoneses en blanco y negro. En penitencia, estaré un mes sin ponerme las gafas de pasta, vale.

La segunda, "Déjame entrar". Me la habían recomendado los amigos cinéfilos que ahora me desprecian y me critican atrozmente, por ser sueca y de vampiros. ¿Quién puede resistirse a una película sueca de vampiros? Pues eso, una joyita. Tierna y brutal, delicada y grotesca. Fría, contenida, de ritmo pausado pero constante. Tremenda historia de amor gótico, o románico, o amistad, qué sé yo, entre un niño rubio víctima de acoso escolar y una niña morena más vampira que vosotros y yo juntos. Y ni un solo japonés, que mira que se ponen pesados a veces.

13 comentarios:

Superflicka dijo...

No he visto Rashomon, pero las de Kurosawa que he visto hasta ahora eran entretenidísimas. Me has dado ganas de ver Rashomon para ver si es posible que Kuroshawa hiciera una peli aburrida.

Cuallis dijo...

Mira, algo bueno tenía que tener la crisis. Nos ha librado de Murcia , ¡Que cutre eres!

El perro Duke dijo...

Sperflicka, Rasomhon tiene unas imagenes de una delicadeza exquisita, es rrrara pero linda. Poetica. Lo que pasa es que Angel estaba bebido y odiaba a su perro. A mi.

Alvaro dijo...

Respecto a tu crítica de la peli de Kurosawa sólo tengo para decir una frase con dos versiones:
Versión original:"Como hombre te perdono mis cadenas, pero como argentino las de mi patria no" (Frase de la historia de los argentinos (de Argentina:el lugar donde lo fabricamos a Messi)).
Versión friki: "Como hombre te perdono tus críticas, pero como friki las de mi Japón no".

La de Kurosawa la vi cuando no sabía nada de cine y me pareció muy buena, la volvi a ver cuando aprendí sobre cine (concidero que aprendí sobre cine por el hecho de no haber visto nunca Harry Potter) y también me gustó.

A "Déjame entrar" (si pones el nombre original al lado de la traducción puedes decir que el blog también es de cine, teoría mía) la concidero la mejor película de vampiros de los últimos tiempos.

¿Te ha dado la fiebre del mundial, Ángel, o eres de esos individuos raros a los que no les gusta el fútbol? El blog cada día mejor. Saludos argentinos.

Ángel dijo...

Superflicka, no, probablemente lo que pasó en comparación con la peli yo estaba mucho más divertido, y claro... salió perdiendo.

Cuallis, con lo que yo disfrutaba no viendo la gala.

Diuk, tú ni siquiera has visto la película. Tienes cataratas y te odio (no sólo por las cataratas).

Álvaro, me ha dado la fiebre del Mundial precisamente porque soy de esos que aborrecen el fútbol y no lo dicen para hacerse los guays, sino porque creen que es la mayor lacra de la Humanidad. Por eso me da fiebre.

Athena dijo...

Mejor la novela que la película. Hablo de "Déjame entrar".

PabLoOoL dijo...

De nada sirve seguir viendo películas de vampiros despues de "El pequeño vampiro" protagonizada por el niño cabezón de Jerry Maguire

Alvaro dijo...

¡Joder, Ángel, que respuesta! Me he sentido como Gregor luego de convertirse en escarabajo. A mí lo que no me gusta del fútbol es que ya no hay mística deportiva, todo es negocio (lamentablemente, con mis veintisiete años, nací con el fútbol ya convertido en comercio. Venía siéndolo desde hace mucho), pero a los que nos gusta, nos engañamos y nos obligamos a pensar que los deportistas sólo juegan por la gloria.
Gracias a Dios estoy enfermo y voy a poder quedarme en casa a ver los partidos, los parciales pueden esperar.
Me duele la cabeza y tengo la garganta a la miseria, pero "Esta la cosa muy mala" y la selección de Argentina son sentimientos que se llevan muy adentro del pecho ¡VAMOS CARAJO!

La perra Duke dijo...

Gregor no se convierte en cucaracha sino en una especie de bicho bolita. Lo dijo Nabokov que ademas de mirar puberes, era entomologo. Espero que eso te haga sentir mejor...

Alvaro dijo...

Perra Duke, me has sacao un peso de encima.

Antonio Rentero dijo...

Athena, mejor la novela pero la peli no desmerece.

El remake USA está al caer, por cierto, lo estrenan en unos meses.

Lo mejor es que por fin vemos qué le pasa a un vampiro que entra a un sitio donde no le han invitado.

Lo que más miedo me dio es imaginar qué en el futuro el niño será como el viejo que acompaña a la niña.

Ángel dijo...

Mi perra Duke siempre ha sido un alivio para los lectores de este blog.

No había caído en lo del niño-anciano, Antonio. Gracias por desasosegarme aún un poco más.

Athena dijo...

El niño es de bofetada. Mal rollo cuando sea viejo...