lunes, 2 de noviembre de 2009

Liniers

¡Qué sería de mí sin Guisela, Guiselka, Grishlaine, Grishnackh o Ghirlandaio, que de todas las formas se la puede llamar! Ella fue, chicos, chicas, la que puso ante mi vista la primera tira cómica de Liniers. ¿Quién es Liniers? ¿Por qué se llama así? ¿No podría haberse llamado Don Pablos, como el Lazarillo? Todas esas respuestas, y muchas más, en este post de tres párrafos como le gustan a Ruf, mi nuevo leader, coach y manager.

Liniers es dibujante, autor de la tira cómica que todos los días aparece en La Nación, periódico argentino de orientación antikirchneroide. Su humor es lo que nos ha traído hoy aquí. Heredero confeso de Mafalda, en sus tiras se entremezcla con maestría un tono naïve no exento de acideces, pero con amabilidad, ternura y sin pasarse. Con mucha clase. Oliverio la aceituna, Lorenzo y Teresita, la vaca cinéfila, Enriqueta, Fellini y Madariaga, Z-25 el robot sensible y, sobre todo, multitud de duendes y pingüinos, son algunas de sus creaciones. Y todas merecen la pena.

El tercer párrafo sirve para decir que tiene cinco volúmenes publicados y una web que tarda nueve meses en nacer del todo, pero que merece la pena. También se puede decir aquí que lo tendremos en Murcia el jueves que viene, día 12, en la ESAD, a las 20.30h. Os dejo con dos de sus tiras cómicas, una encima de otra. No cuentan como párrafo, es un misterio. Como el que desprende el Misterioso Hombre de Negro.

16 comentarios:

Wesley Jackson dijo...

Nunca he conseguido ver su web. Siempre me canso antes de que se acabe el sombrero del duende.

Ángel dijo...

Liniers es su segundo nombre. Y el apellido de un virrey de origen franses que nos virreynó. Un bravo marino que combatió en Gibraltar pero, al igual que Alfonso X, tampoco lo recuperó.

A mi me gusta el monstruo Olga. Porque ya se sabe lo que pasa con los monstruos: crecen y crecen y crecen...

Ángel dijo...

Wesley, pues la espera merece la espera, es por ello. Acaba el sombrero y no te impacientes, que te nos estás aburguesando.

Ángel, en efecto, se llama Napoleón Liniers. El monstruo Olga es maravilloso, sobre todo cuando hace esas cosas que le dan miedo a su creador.

El Sombrerero Loco dijo...

Las creadores de tiras cómicas argentinos para mi son lo más :D

Stepario dijo...

Todo esto es muy extraño...

Ángel dijo...

Sombrerero, sabias palabras, "Clara de noche", de Trillo & Maicas, da fe de ello...

Stepario, define "todo" y "esto", por favor, ese orden. O en otro orden. Es una orden.

Ángel dijo...

Sombrerero, sabias palabras, pero eso lo digo yo y no el falso Ángel, que en realidad es una señora despampanante que se hace pasar por mí.

Stepario, ¿tienes sensación de dejà vu?

Ángel dijo...

Ángel, dejá de imitar, que lo hacés demasiado bien.

Ángel dijo...

Ángel, jo, justo ahora que había aprendido a poner negritas como tú. E itálicas. Por qué les dirán itálicas? Vendrán de... ya sabéis... Italia?

maría dijo...

Si es que me voy cuatro días y te haces adicto a más dibujos, robots, vacas, duendes y pingüinos.

Y también se te multiplican las personalidades.

Para no perder costumbres, lo de "naïve" me ha parecido raro, sobre todo en redonda. Y ya sabemos que todo Liniers merece y merece la pena, ha quedado claro clarísimo.

Tal vez yo estoy obtusa con esto de que hay luna llena y tengo que hacer muchas magias.

Gángrel dijo...

La legión plantígrada aquí presente se pregunta: Ruf es tu líder, tu leader o tu leather?

Ángel dijo...

Ángel, nunca se sabe si vienen o si van, pero sí, el país es Italia.

María, "naïve" va en redonda por su propio carácter... naif, simple, circular. Esta noche el somnus te ha funcionado regular o la cena opípara de anoche me ha pasado esta mañana la factura que no me pasó ayer.

Gángrel, todo puede llegar a serlo en un momento dado. Pero a día de hoy, afortunadamente sólo es mi Lidl.

ace76 dijo...

La web me parece demasiado barroca y poco práctica... pero claro, es argentina, hasta cierto punto le pega que sea historiada. No sé si me gusta mucho el estilo del dibujo, aunque me he leido unos cuantas tiras seguidas y no están mal. :-)

Gángrel dijo...

Hombre, no estoy en condiciones de afirmarlo, ratificarlo, garantizarlo, avalarlo ni de mantenerlo, si bien no obstante empero tampoco en situación de denegarlo, desestimarlo o rehusarlo, y cuandto menos creo, discurro, cavilo, reflexiono y juzgo que tal vez –quizás- probablemente exista una remota y lejana posibilidad de que cierto espíritu recargado, abigarrado, pomposo, desbordante, estrambótico y excesivo se hubiera filtrado –y ¿por qué no? colado, escurrido y aun propalado- a través de las amplias fronteras, límites, confines y lindes de la llanura o planicie pampeana y/o del litoral mosopotámico y/o/u de la Patagonia meridional y aun sureña, antártica o austral, sin desdeñar la región boreal e hiperbórea de ese país sencillito llamado Argentina…

Pero de ahí a decirle "barroco"...

Ángel dijo...

Me extraña, Ace, que taches a los argentinos de barrocos y poco prácticos (esto es lo que se llama metonimia, la parte por el todo; o extrapolación; o hipérbole; o hipérbaton). En eso estoy de acuerdo con Gángrel. En lo otro no.

Simiers dijo...

Me gusta Liniers, gracias por el enlace. Aprovecho para saludar a la famosa Guisela y preguntarle si sabe acaso dónde puede uno comprar yerba en Murcia...mi mate está seco desde hace tiempo, y no lo merece, tallado en San Telmo...