miércoles, 17 de junio de 2009

Nuevas tecnologías

Hoy ha aparecido una nueva actualización en el software del iPhone. Me la he empezado a descargar y, sin saber bien cómo, he llegado a un punto en el que se me ha pedido algo que no era capaz de ofrecer: introducir el código PIN desde una extraña interfaz donde sólo se me permitía hacer llamadas de emergencia.

Como me ha parecido feo llamar a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado para que me ayudaran en tales menesteres, y por otra parte iba notando cómo se elevaba mi nivel de adrenalina (y freático) ante la posibilidad de volver a ser el Ángel 1.0 (un Ángel no sexy), he llamado a emilcar, que es un auténtico MacGyver. Así, los dos, sentados en un parque con el iPhone, el MacBook y bien circundados (y circuncidados) de indigentes ávidos de tecnología, hemos procedido a sacar mi tarjeta SIM y a meterla en el viejo Nokia N70 de emilcar para hacer unos reajustes.

La parte bizarra es que hemos conseguido solucionar el problema del iPhone (y de mis cardiopatías) gracias al susodicho Nokia, lo cual no tendría demasiada relevancia si no fuera porque el susodicho Nokia se cayó hace algún tiempo de una cama (situada en Daroca, provincia de Zaragoza) y tiene la pantalla descascarillada a modo de mosaico bizantino.

Al final todo ha ido bien, pero si no fuera por vosotros, gustoso volvería al Ángel 1.0.

15 comentarios:

Nils dijo...

tú ya no sabes vivir sin Apple...

Wesley Jackson dijo...

...ni sin manzanas.

Ángel dijo...

Nils, ... ni sin manzanas.

Wesley, ¡bienvenido! ¿recomendado por Agus?

TortugaBoba dijo...

No preguntaré por qué se cayó el Nokia de la cama (ejem), usted sabrá. Yo es que no soy de Manzanas americanas (no podía ser perfecta). Me ha encantado la palabra "freático", me la apunto.
Por cierto, ¿en qué versión te encuentras ahora mismo Ángel?
Muakssss

Ángel dijo...

Ahora mismo soy el Ángel 8.4. Casi sobresaliente.

Wesley Jackson dijo...

sí, hijo, sí, soy yo, el mismo de siempre, Agus' bro. Pero ahora he vuelto enmascarado, como el Zorro, o el Hombre de la Máscara, o el Hombre de la Máscara de Hierro, Dartacán y los tres mosqueteros y blablabla...

maría dijo...

Yo no termino de comprender por qué ante la perspectiva inicial te pusiste adrenalínico, y tras la resolución volverías gustoso al Ángel no-sexy, a.k.a. "Ángel 1.0"

Jo, será que entre que tengo la escoba en el taller de reparaciones y por eso no puedo hacer somnus, y que hay 37 grados a la sombra, mi cerebro funciona a bajo rendimiento.

Ángel dijo...

Esa es la paradoja, María, que sería capaz de renunciar a mi sexydad sólo por poder llevar una vida alejada de los artefactos que me adrenalinan. Se nota lo del somnus. Si bien han desaparecido casi las pesadillas, ahora me levanto indefectiblemente a las 7 am. Es decir, sin defectos.

Wesley, lo sospechaba. Tu foto te delata.

maría dijo...

... Es que lo queremos todo, y no puede ser.

Wesley Jackson dijo...

sí, debe ser la foto: tenía que haberme subido más la braga (entiéndase, el pañuelo ese de la cara en plan bandolero del oeste y no prenda femenina).

Ángel dijo...

Sé lo que es una braga, Wesley, pero se dice "bragas" y no se ponen en el cuello sino en el aparato reproductor femenino.

Alejandra dijo...

Es que luego dice usted señor Ángel que se le ponen raros las entradas. Llevo unos días sin mirar esto y le pillo explicando lo de las bragas. Sin comentario.

Ángel dijo...

Imagínese si llega a mirar.

ace76 dijo...

Yo como no soy Apple, no termino de entender el problema... ¿No te sabes tu PIN?

Antonio Rentero dijo...

Mucho Mac, mucho Apple, mucho iPhone... pero al final el que os salva los muebles siempre es el Nokia, jejeje.