lunes, 30 de marzo de 2009

Cosas que pueden hacerse en sábado

---

- Disputar un torneo de esgrima reñidísimo. No es necesario que sea reñidísimo para todos; puede serlo únicamente para los que no son tú. Ojo con los golpes a traición de zurdos malévolos, que te obligarán a alimentarte de gelocatil e ibuprofeno durante el resto de tus días.

- Asistir a una misa multitudinaria en homenaje a un gran Obispo que se va y rezar por muchos niños que vendrán si se les deja. Siempre que la ocasión lo requiera, puedes hacerlo aunque seas detractor acérrimo de las grandes manifestaciones públicas, empiece a diluviar a media celebración y tu atavío se adecue para lo que podríamos denominar "soleado día de Primavera".

- Cenar opíparamente tras estar desde las nueve de la mañana en ayunas. Si la cena se antoja escasa, se permite cervecear hasta alterar la percepción de la cantidad y calidad del condumio.

- Tomar algo en buena compañía. Es importante considerar que cuando "algo" es dos vasos de bourbon y la cena previa se ha basado en un estudio de la cebada y sus derivados, cualquier compañía es susceptible de bondad, belleza, justicia, paz y amor.

- Ser tío o como quiera que se llame a aquellos que tienen una prima hermana con hija nueva cuya cabeza es más pequeña que la palma de tus delicadas manos de clavecinista.

Y si cuentas con una hora más, hacer una tesis doctoral.

17 comentarios:

Nils dijo...

ya salió el tema de la tesis... tú sigue dando aires a los rumores que hablan de que empiezas la segunda tesis en breve...

Gesualdo dijo...

Yo pensaba que la esgrima era una cosa de gente fina y educada y no se daban puñaladas traperas, y que con esos trajes de astronauta o os hacíais daño.

Seguro que se os puso a llover porque en algún remoto pueblo de la taifa murciana habían sacado al santo patrón en rogativa para pedir lluvia, así que a pedir cuentas al San Isidro de turno.

Y sí, lo cierto es que los cereales, así licuados pueden ser de gran ayuda para la exaltación de la amistad.

De lo de ser tito y las tesis ni idea, que yo no tengo sobrinos, y tesis no he tenido en mi vida, como mucho alguna ocurrencia.

Ángel dijo...

Nils, el caso es que esos rumores existen, pero prefiero quedarme sin saber cómo es posible que te hayas enterado. ¡No más tesis!

Gesualdo, esos trajes sirven para que, llegado el momento, no te atraviesen. Amortiguan un poquito, pero ahora mismo tengo más cardenales in pectore de los que querría. Te recomiendo la lectura de esta entradilla.

Gesualdo dijo...

Muy educativa la entradilla que has enlazado, con ella me doy por respondido también a lo de las puñaladas traperas.

ace76 dijo...

Tendrás que hacerte esgrimista ambidiestro. Lo que va a molar cuando te cambies de mano la espada en medio del combate.

Entre derivados de la cebada y bourbon, debió de haber mucha exaltación de la amistad esa noche. Acompañado de cánticos regionales, presumo.

Ángel dijo...

Gesualdo, y a lo de tirar rayos, que seguro que te lo preguntabas también.

Ace, nos quedamos en la fase de exaltación de la amistad. No recuerdo haber pasado de ahí, ni sé si es bueno no recordarlo.

maría dijo...

Todas esas cosas se pueden hacer también cualquier día de la semana si eres valiente, excepto lo de ser tío, porque las niñas venimos al mundo cuando nos da la gana, sea sábado o no.

Anónimo dijo...

Pues yo hice una vez una tesis y me cumlaudearon. Nunca más.

Ángel dijo...

María, los torneos de esgrima sólo son reñidísimos los sábados. Se nota que no eres aficionada a los deportes de riesgo.

Anónimo, que por nadie pase.

Superflicka dijo...

Sin duda alguna eres primo. No lo digo por mal, pero todo el mundo sabe que los hijos de tus primos son tus primos.

Te felicito por ser primo. Sin ofender.

Me sabe súper fatal que ya no te acuerdes de mí en el caralibro... -_-,

Ángel dijo...

Tú siempre serás Superflicka para un servidor, nada de otros extraños pseudónimos.

TortugaBoba dijo...

El mundo del esgrima está dejando de tener secretos para mí desde que entro en tu blog. Felicidades por tu prima segunda. Felicidades por la cogorza y los buenos amigos que compartieron la cogorza. La tesis ¿sobre qué?
Beso.

Ángel dijo...

La tesis, sobre las "Relaciones diplomáticas entre España y la Santa Sede durante la etapa final de la Restauración Borbónica (1902-1923). La cuestión matrimonial".

Cuando quieras te la paso.

TortugaBoba dijo...

Casi que no...ejem... Pero gracias ¿eh??
Muak

Alejandra dijo...

Que digo yo que lo de sábado, sabadete, no se estila por esas tierras a lo que parece...

Saludos.

Ángel dijo...

Alejandra, o eso, o yo no lo cuento todo. Pero no, no. Es eso.

Marcelo L. Cambronero dijo...

Lo que llevabas el sábado por la noche era una cogorza del 7, macho, de esas que aplastan y estiran las vocales y terminan todas las palabras en "b".