miércoles, 13 de diciembre de 2006

Evento deportivo

Este sábado, si nadie lo impide, tendrá lugar el primer torneo deportivo en el que participo desde mi dies natalis. Para mucha gente, el hecho de que practique esgrima no es más que una pose. Hay otros que piensan que es un deporte que va con mi forma de ser, estar o parecer. Y muchos otros, sobre todo los que no me conocen, opinan que, con todo lo que ha tardado en llegar el invierno, nos espera una Semana Santa de bajas temperaturas.

Estoy ilusionado. Lo más probable es que me cosan a golpes, y que mi torso acabe guardando un parecido razonable con el del guepardo ibérico, pero tengo ganas de que llegue el sábado. Porque sé que todos pensáis que la esgrima es un deporte donde la caballerosidad converge con la elegancia, ésta con la cortesía y, a su vez, esta última con las buenas maneras. Los discípulos de Freud creen que todo ello converge con la sublimación de nosequé. En cualquier caso, no es eso del todo cierto, pues si bien muchos somos los espadachines bondadosos y compasivos, predomina la bestia parda inmisericorde y cruel.

Si todo va bien, conoceréis los resultados este fin de semana. Si leeis mi esquela en el ABC acordaos de rezar una oración por el eterno descanso de mi alma.

Paciencia.

8 comentarios:

Francis dijo...

Vaya, no sabía esa nueva faceta tuya. Espero no tener riñas contigo, a ver si acabo trinchado en lo alto de un florete.

lanzador dijo...

¿La oración puede ser copulativa? Sí, ¿no? ¿o qué?

Ángel dijo...

La oración sólo será copulativa si ella lo desea, en virtud de su libertad sexual.

emilcar dijo...

¿Tendrás tiempo el sábado de oponerte furiosamente a Rabófago en el Call of Duty 3? Mira tu correo.

Ángel dijo...

Estás respondido, Emilcar. A ver si alguien me soborna para que me deje ganar y así puedo acudir a tu casa a mediros el lomo a ti, a Rabófago y al resto de tu caterva de advenedizos.

Stepario dijo...

Ya quisieras tú tener una esquela en ABC...

Ángel dijo...

Pues no sé por qué no iba a aparecer mi esquela en ABC, máxime cuando quedó constancia de mi puesta de largo hace dos años (sección Sociedad).

Paco dijo...

Me presento: soy el que va a coser a espadazos a Ángel. Me pienso traer a casa sus hígados trinchados en mi espada. Seguramente me vence, porque es un fino espadachín, cosa que he de reconocer ante la audiencia; pero le va a costar las asaduras. Avisado queda.