miércoles, 9 de julio de 2008

Mientras me como un granizado

---

No sé si habréis probado los granizados de limón Hacendado, pero ahora que están de moda las marcas blancas os los recomiendo por su alto contenido en fibra, porque están ricos y porque al final les ponen cristalitos para hacer más intensa la experiencia. Durante la ingesta de uno de ellos, os cuento algunas petisoperías.

Por ejemplo, que he estado un par de días en Madrid y lo he visto todo igual, con sus madrileños y todo. La sigo viendo bien como capital de España. De otro país no sabría deciros. Eso sí, en el restaurante donde comí ayer daban a elegir entre los primeros platos coliflor a la burgalesa y lentejas con chorizo. Deberían poner remedio a eso.

Que los empleados de RENFE colocan en sus trenes la etiqueta Altaria usando un dado de doce caras con tirada extra. Fui en uno medio bueno y volví en el Orient Express. Menos mal que Mercè Sala no iba a bordo.

Que me estoy leyendo un libro del que espero escribir más adelante, pero sobre el que por ahora puedo deciros que es uno de los mejores libros de ensayo que he leído en muchísimo tiempo: "Utopía y desencanto", de Claudio Magris. Todas las palabras están en su sitio.

Que esta noche acudiré a Lorca con el traje pop de verano a oír gratis el concierto de Guille Milkyway.

Y nada, que ya estoy llegando a los cristalitos y os tengo que dejar instantáneamente.

15 comentarios:

Antonio Rentero dijo...

Como hábil degustador de granizados de limón de Sirvent y aledaños (ahora en verano, como tengo el despacho a tiro de piedra, casi bebo más granizado de limón que agua... y así me va) te recomiendo encarecidamente los granizados de sandía del Chambi... cosa fina!!!!

Afuerapaerte, los helados de Hacendado, por su excelente calidad y módico precio (Euribor manda) hace años que son conocidos entre mis amistades como Häacen-Dado :-)

Superflicka dijo...

Para granizados, los del retiro. Hummmm...

Sigo sintiendo que Guille Milkyway me rehúye, porque todo el mundo ha ido a sus conciertos salvo yo :(

Antonio Rentero dijo...

No te sientas sola, yo tampoco he ido nunca a un concierto de esta criatura.

Nils dijo...

qué cansancio de milkiway... por cierto, que Mercé Sala me temo que anda ya algo alejada de Renfe... es lo que tiene morir.

taun dijo...

¿Cómo es que has pasado por Madrid y no me has avisado?

Desde luego...

Ángel dijo...

Renter, y porque ya no hacen de chocolate...

Superflicka, acabo de llegar del concierto y casi no puedo escribir de la afonía.

Nils, por eso me alivia que no haya estado.

Taun, viaje relámpago.

ace76 dijo...

Hmmmm, espero que los cristalitos sean de hielo, porque si no, la experiencia sí que puede ser intensa.

A ver, entonces en Lorca hay conciertos gratuitos de La Casa Azul y cuando yo voy en verano a Aguilas hay que pagar por ver a Camela... algo no está bien aquí, jajaja.

Ángel dijo...

No irás a comparar a Guille con Camela...

Y a todo esto, ¿qué haces tú pagando por ver a Camela? ¿Te recuerda a Virginia, tal vez?

Superflicka dijo...

¬¬

Bosco dijo...

Estan buenos, cierto, aunque de Hacendado le recomiendo yo el tiramisú. Eso si , prepare luego un combate de esgrima o algo porue la ingesta de calorías supera incluso lo decente.

Por cierto ¿seré el unico bloguero al que no le gusta el Guille ese?

ace76 dijo...

Jajaja, no, nunca he ido a uno de los conciertos de Aguilas, pero es que vamos, con ese cartel...

Ángel dijo...

SF, ¬¬'

Bosco, no. No es usted el único. Hay más gente por aquí. Incluso algunos de ellos piensan lo mismo que usted del tiramisú Hacendado.

Ace, acaba la frase, hombre. "Pero con ese cartel... siempre me quedo con las ganas"?

Antonio Rentero dijo...

AUnque defiendo los Haacen-Dado a capa y espada precisamente con el tiramisu hago una excepcion.

Como el el Restaurante La Tartana de Cartagena (C/ Puerta de Murcia) ninguno en todo el mundo mundial. De hecho a mi el tiramisu no me gusta, pero del de La Tartana me puedo comer mientras quede materia prima en la cocina y vayan sacando.

Por otra parte nunca he ido a un concierto del amigo Milkiway, pero lo que he oido en la radio y tal no me desagrada... sera cuestion de probar.

No, si al final terminare convertido en gafapasta yo tb.

Alejandra dijo...

Sr.Ángel, mis respetos. Pero a mí me explica eso de comerse un granizado. Los de Murcia sois la pera (ya verás la que me cae...).

Antonio Rentero dijo...

Se podrían escribir tratados sobre la forma de consumir un granizado, pero básicamente el granizado, como su propio nombre indica muy sutilmente, no es líquido, al menos hasta que pasa algo de tiempo y se va licuando total o parcialmente, así que beber, lo que se dice beber... pues no es técnicamente correcto.

Lo normal es ir pegándole chupadas (con perdón) con la pajilla (de nuevo con perdón) y removiéndolo para conseguir que no se cristalice del todo mientras aspiramos la parte más líquida quedando todo el hielo.

Otros prefieren ir pegándose tragos de granizado, como si fuera líquido, con el consiguiente riesgo de que de pronto te caiga un iceberg en la cara y te chorrée la parte líquida por las comisuras, dejándote pringao a base de bien.

Por último algunos prefieren yr comiéndoselo a cucharadas como si se tratase de una tarrina de helado.

Y más... puede que elaborando un tratado de formas de consumir el granizado pueda retratarse los rasgos de la personalidad... Ríase de Lombroso...